| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Binotto y dos ex Red Bull le dan el subcampeonato a Leclerc

La última carrera del Mundial 2022, la de la despedida del tetracampeón Seb Vettel, concluyó con Sainz cuarto y con Alonso deseoso de que empiece el próximo año con Aston Martin.

| Miguel Queipo Deportes

La Fórmula 1 también la carga el diablo. En medio de los intensos rumores acerca de la salida de Mattia Binotto, team principal de la Scuderia, de Ferrari por presiones de Charles Leclerc, la decisión táctica de ir a una parada en Abu Dhabi del mandamás del Cavalino le dio el subcampeonato al monegasco por delante de Checo Pérez, que para colmo en su cabalgada vio cómo una lucha delante suyo entre Pierre Gasly y Alexander Albon, dos ex de los energéticos que fueron maltratados por la escudería austriaca, le hizo perder un segundo decisivo en la pelea.

La carrera la ganó Max Verstappen, con Sainz cuarto y Alonso aparcando su Alpine en boxes, para que se lo lleven cuanto antes y poder así subirse a su verde Aston Martin.

Hay que reconocer que los cambios en el trazado de Yas Marína le han sentado bien al trazado abudabí (gentilicio de Abu Dhabi, qué cosas). De no poderse adelantar a dejar abiertas un par de opciones claras de sorpasso. Así que la última carrera del Mundial 2022, la de la despedida del tetracampeón Seb Vettel, estuvo más divertida. A ello contribuye, por supuesto, el compuesto de los neumáticos. Algunos pilotos fueron a dos paradas, otros sólo a una, y eso dibujó buena parte de lo que se decidía en la prueba asiática.

Verstappen salió como un tiro, se puso primero y adiós. Ni una concesión a nadie. Triunfo sin pestañear, sin contribuir a polémicas sobre si debía ayudar o no a su compañero Checo, aunque a la postre los puntitos que le quitó en Brasil han resultado decisivos para decidir el subcampeonato. Leclerc por su parte se agarró como un titán a su Ferrari, evitando los problemas de degradación que han lastrado a la Rossa en el segundo tramo de la temporada, y en una arriesgada apuesta por ir a una parada consiguió superar a Pérez y aguantó por delante del mexicano. Esa decisión, amparada por Binotto, fue decisiva.

Justo esta semana, los medios italianos han filtrado que el italiano está en el disparadero porque Leclerc quiere más cariño por parte de Ferrari, algo que Binotto no le da porque considera que Carlos Sainz está a su mismo nivel. Pero esta decisión fue trascendental, igual que una pelea entre el Alpha Tauri de Gasly y el Williams de Albon justo delante de Checo Pérez cuando este intentaba en una cabalgada contra molinos de viento intentar llegar a la caja de cambios del monegasco en la última vuelta para intentar superar a Charles y así hacerse con el segundo puesto. Justicia divina, porque Gasly y Albon salieron tarifando de Red Bull, la escudería del mexicano que ahora ocupa justo su monoplaza…

Mientras, Sainz acabó cuarto, y quinto en el Mundial, mientras que Alonso puso punto y final a su etapa en Alpine con un abandono por problemas según el equipo de una fuga de agua en el monoplaza galo. Le espera Aston Martin desde mañana. Verde esperanza y azul asturiano. Para eso tendremos que mordernos las uñas hasta marzo, en Bahrein.