| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Marcelo Gallardo, a la izquierda de la imagen, en un fotografía de archivo junto a Enzo Pérez.
Marcelo Gallardo, a la izquierda de la imagen, en un fotografía de archivo junto a Enzo Pérez.

Que venga pronto a España: el espectacular discurso del entrenador de River

Marcelo Gallardo, técnico de River Plate en los últimos ocho años, dejó claro sus firmes valores a pesar de que una derrota de su equipo habría impedido a Boca celebrar el título.

| Agustín Díaz Deportes

Noche de infarto en Argentina. Millones de seguidores pendientes del final del campeonato de fútbol. Al final, Boca Juniors revalidó el título del año pasado, pero con un sufrimiento increíble y gracias, en cierta parte, al comportamiento de su máximo rival histórico, River Plate

El asunto era que el trofeo se jugaba en dos estadios, en la Bombonera, con el Boca-Independiente y en el Cilindro, con el Racing-River Plate. Dos de las mayores rivalidades argentina, Boca-River y los dos equipos de Avellaneda, frente a frente. Boca lideraba la clasificación, pero se jugaba el título con Racing. Miles de hinchas de River avisaron antes del encuentro que no les importaba nada perder contra Racing, si de esa manera el título no iba a parar a las vitrinas del eterno rival. De hecho, en el minuto 89 de su encuentro, su portero, Armani, detuvo un penalti a favor de Racing que, de haberlo transformado, hubiera dado el título a la Academia. 

Al final, incluso acabó ganando River en el Cilindro y la combinación de ambos resultados, Boca 2 - Independiente 2 y Racing 1 -River 2, terminó dando un nuevo título a un Boca Juniors al que ahora dirige, desde los despachos, el mítico Juan Román Riquelme. 

La emoción de unos minutos finales que mantuvieron en vilo a millones de aficionados argentinos tuvo un hermosísimo epílogo en las palabras de Marcelo el Muñeco Gallardo, que ponía fin a ocho años exitosos como entrenador de River Plate con un discurso apabullante en el que optó por retomar el orgullo de ser futbolista y tener unos valores firmes.  

 

"En un país donde todo es tan mezquino y está vacío de valores, desde el fútbol a veces tienes posibilidad de sembrar semillas que signifiquen que, más allá de todo, se pueda tener respeto y dignidad por la profesión, por el fútbol y por la pasión que nos genera este deporte", reconoció el exjugador de Mónaco y PSG, que admitió comprender a los hinchas de River "enojados y frustrados". Sin embargo, Gallardo aseguro que "lo importante es la dignidad del sentimiento hacia lo que somos. Estoy contento y muy orgulloso de sentir eso, más allá de haber beneficiado a nuestro eterno rival. Estoy muy orgulloso de tener esta paz interna". 

Marcelo Gallardo, de 46 años, deja de ser entrenador de River Plate por propia iniciativa y buscará nuevas aventuras como técnico. En varias ocasiones se ha asociado su futuro con el del Barcelona, aunque ahora, con Xavi Hernández al frente, parece complicado, pero no vendría nada mal su presencia en algún club importante de LaLiga española, el Atlético cuando marche Simeone podría ser otra opción, más aún siendo protagonista de un discurso tan fantástico como el que dio ayer.