| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen de Griezmann en el banquillo antes de un partido del Atlético de Madrid.
Imagen de Griezmann en el banquillo antes de un partido del Atlético de Madrid.

El Barça se plantea demandar al Atlético de Madrid por la cesión de Griezmann

El club catalán entiende que la cesión era solamente por una temporada, ya cumplida el curso anterior, en la cual el atacante francés jugó más del 80% del tiempo que estuvo disponible.

| Redacción Deportes Deportes

La guerra entre el Barcelona y el Atlético de Madrid por la situación de Antoine Griezmann está abierta. El frente azulgrana considera que se están cometiendo irregularidades en el acuerdo pactado con los colchoneros por la cesión del atacante francés. Este curso se está viendo cómo el Atlético de Madrid ha ordenado que Griezmann tan solo juegue los últimos minutos de los partidos para que no supere el porcentaje de minutos disputados que les obligaría a abonar una millonada al club catalán por su traspaso, algo que reclaman en Barcelona al considerar que ese porcentaje ya se superó en el primer año de su cesión, es decir, la temporada pasada. Por eso, el Barça está preparando ya una demanda contra el club que preside Enrique Cerezo

 

El Barça sostiene que la cesión, en el estricto sentido del concepto, era solamente por un año, aunque existía un matiz en el acuerdo firmado. La cesión de una temporada constaba de una prórroga por un segundo año si se daban una serie de condiciones. En ese primer año, según la entidad que dirige Joan Laporta, Griezmann tenía que jugar más del 50% de los minutos que estuviera disponible y disputó el 81%. Por eso ahora el Barcelona reclama su dinero. El Barça entiende que el jugador ya es a todos los efectos futbolista del Atlético y que el club rojiblanco debe abonar los 40 millones que acordaron en un primer momento si la cesión se completaba y Griezmann seguía en Madrid. Mientras tanto, el jugador se mantiene al margen de todo este conflicto asumiendo con naturalidad el rol que le ha tocado ocupar este curso en la plantilla de Simeone por culpa de toda esta situación engorrosa que se está lidiando en los despachos.