| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Joan Laporta, presidente del Barça.
Joan Laporta, presidente del Barça.

El hijo detenido de Laporta fue Joan y quedó libre sin fianza

El pasado domingo 16 de octubre, día de Clásico, los medios se hacían eco de esta información, pero señalando al hermano equivocado y apuntando como "culpable" a Guillem, de 25 años.

| Redacción Deportes Deportes

El pasado domingo 16 de octubre, día de Clásico en Madrid, basados en una información adelantada por El Español los distintos medios de comunicación se hacían eco de una noticia: Guillem Laporta, hijo mediano del presidente del FC Barcelona, fue detenido acusado de maltratar a su pareja. Sin embargo, apuntaron al hijo equivocado, ya que no se trataba de Guillem, de 25 años, sino de Joan Laporta Echevarría, el pequeño de los tres descendientes del presidente del equipo blaugrana. 

De igual modo, tal y como señalan algunos medios, Joan no cometió un delito de malos tratos contra su pareja. El pequeño de Laporta, tras pasar por los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, quedaba en libertad sin fianza ni medidas cautelares esa tarde por decisión del juez de guardia. 

 

No la zarandeó, la apartó

Joan Laporta hijo se encontraba celebrando su cumpleaños son su pareja en una conocida hamburguesería de la calle Miguel Ángel, la New York Burguer, a las tres de la tarde, situada a unas manzanas del estadio Santiago Bernabéu, donde tendría lugar el Clásico solo una hora después. Se encontraban comiendo en la terraza de dicho restaurante, cuando comenzó una discusión entre varias personas con ellos y empezaron a gritarse y a ir subiendo el tono. Ante esto, la pareja de Joan quiso intermediar entre su novio y las otras personas, según han señalado algunos testigos, lo que provocó que el hijo del presidente del Barça la apartase con brusquedad. 

Este hecho, sin conocer el contexto, pudo ser interpretado como maltrato, pero que jamás existió. El pequeño Laporta no zarandeó a su chica, sino que la apartó para poder encararse con otros aficionados. La mala suerte para él fue que en el local se encontraban dos escoltas de la ministra de Sanidad que avisaron a la Policía Nacional. Lo que sí parece que ocurrió es que el joven Joan no atendía a razones de los agente, mostrando resistencia al ser detenido, al entender que era una grave injusticia, estando su pareja, incluso, defendiendo que todo era un error. 

Finalmente, fue esposado, y tras administrarle un calmante, lo pusieron a disposición de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía para que se tramitase la denuncia por supuesto maltrato. Pero, su pareja declara que no va a hacer tal cosa. Unas horas más tarde de esta detención, Joan Laporta Echevarría fue puesto a disposición judicial en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, y sobre las nueve de la noche fue puesto en libertad sin cargos. A su salida, según apuntan algunas fuentes, al haber finalizado el partido estaba esperándolo su padre, extrañado por la detención.