| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Adama Traoré intenta un pase durante el partido / FOTO: FCB
Adama Traoré intenta un pase durante el partido / FOTO: FCB

Barcelona y Eintracht se citan en el Camp Nou para resolver la eliminatoria

Empate a uno en el encuentro de ida disputado en tierras alemanas. Un golazo por cada equipo: Knauff abrió el marcador y Ferrán Torres igualó mediada la segunda mitad

| Adrián A. García Deportes

Barcelona y Eintracht se jugarán el pase a la semifinal de la Europa League en el Camp Nou. El partido de ida ha deparado un empate a uno con un reparto de golazos: primero el de Knauff con un disparo lejano y después el de Ferrán Torres con una preciosa jugada combinativa.

El encuentro comenzó con un ritmo elevado y un Barça que tuvo la primera ocasión a los dos minutos con un lanzamiento lejano de Ferrán Torres que Trapp mandó a córner con una excelente estirada. La respuesta germana no se hizo esperar. Primero fue Knauff el que a punto estuvo de encontrar la meta de Ter Stegen, pero la más clara corrió a cargo de Sow, que con todo a favor envió fuera un pase atrás de Lindstrom.

El dinamismo del Eintracht puso en más de un aprieto al Barcelona a la hora de defender, pero también a la hora de crear, y es que a los de Xavi Hernández les costó mucho encontrar al hombre libre en la salida de balón.

Una pelota suelta que acabó con un disparo de Aubameyang fue el último intento de los azulgranas en la primera mitad. Era el minuto 17. A partir de entonces, el conjunto alemán agitó el partido con continuas entradas por las bandas, mientras que el Barcelona se defendía y trataba de poner calma con el balón.

La peor noticia para Xavi fue la lesión de Piqué, que en el minuto 23 tuvo que ser sustituido por molestias físicas. En su lugar entró Lenglet y la salida jugando desde atrás se atascó.

En este primer periodo también hubo tiempo para la polémica. En el 37, el colegiado señaló penalti de Busquets sobre Santos Borré, pero el VAR le mostró que el mediocentro catalán había llegado antes al esférico.

La segunda mitad empezó mal para los intereses del Barça. A la salida de un córner, Knauff recogió un rechace al medio de Eric García y soltó un latigazo imparable para Ter Stegen. El inicio aún pudo ser peor si un minuto después, el disparo de Lindstrom no se hubiera ido cerca de la escuadra.

 

El equipo de Xavi Hernández no acababa de estar cómodo con el balón en los pies, pero el paso de los minutos fue tranquilizando el ímpetu del Eintracht y los jugadores blaugranas empezaron a combinar. El técnico catalán movió el banquillo en el 61 con la entrada de Dembélé y Frenkie de Jong por Adama Traoré y Gavi. Y cuatro minutos después encontró la recompensa a ese movimiento.

Pase interior de Dembélé a De Jong, el neerlandés y Ferrán Torres se adentraron en el área con dos paredes al primer toque y el valenciano batió a Trapp con un tiro tocado lejos de su alcance. Golazo al más puro estilo Barça.

 

El tiempo restante fue un continuo intento del Barcelona por llevarse la victoria de Alemania, pero el Eintracht supo encerrarse en el área de Trapp, especialmente tras la expulsión de Tuta por doble amarilla, para llegar vivo al Camp Nou.