| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Verstappen celebra su decimocuarta victoria de la temporada.
Verstappen celebra su decimocuarta victoria de la temporada.

Un Verstappen de récord conquista el Foro Sol

El ya campeón del Mundo conquistó su decimocuarta victoria de la temporada, más que nadie en una sola campaña, Sainz fue quinto a años luz del podio y Fernando Alonso tuvo que abandonar.

| Miguel Queipo Deportes

Conviene no engañarse. El GP de México 2022 fue un tostón, de la primera a la última vuelta. Pero en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez, Max Verstappen conquistó su decimocuarta victoria de la temporada: nunca más nadie había ganado tantas en una sola sesión, aunque bien es cierto que con campañas tan sobrecargadas de pruebas como ahora es más fácil lograr cifras de infarto a bordo de un coche dominante. Hamilton fue segundo y Checo Pérez, tercero, en una carrera en la que el Ferrari de Carlos Sainz pareció el de un tiovivo y sólo le permitió ser quinto, a medio mundo del podio, y Alonso tuvo que abandonar, de nuevo por rotura de motor de su Alpine.

La carrera tuvo poco que ofrecer. Los pedruscos que Pirelli entrega a las escuderías de la Fórmula 1 para que utilicen como neumáticos impiden cualquier atisbo de espectáculo. Hacer más de treinta vueltas, media carrera, con los rojos, los compuestos más blandos, debería ser un tabú que nadie denuncia. Si el circuito es un rollo y los aditamentos que rodean a una carrera impiden que haya espectáculo por la parte táctica, todo lo que hay en pista es una procesión sin ninguna emoción.

Y eso fue lo que sucedió ante un Foro Sol abarrotado y entregado a su ídolo local, Checo Pérez. Verstappen aguantó el liderato en la salida, Hamilton la segunda plaza, Pérez adelantó a Russell y así fueron todos, uno detrás de otro, hasta la meta, con unas diferencias además entre ellos que no dejaron el menor resquicio a la emoción. Tostonazo segoviano en la tierra de los chiles.

Fue un tostón también para Sainz, que se las tuvo tiesas con su compañero Leclerc en la largada, aguantó las acometidas del monegasco y cimentó la quinta plaza por detrás de los cuatro primeros, pero a siete años luz. Intolerable que el Ferrari haya ido tan absurdamente mal por la altitud de Ciudad de México. Peor suerte tuvo aún Alonso: salida espectacular, del noveno al séptimo, y toda la carrera liderando la carrera de los demás hasta que un problema mecánico, aparentemente el gripase de un cilindro, volvió a lastrar la carrera del monoplaza número 14. Otra vez, Ocon se escapa en la clasificación.

Quedan dos carreras para acabar el campeonato y el pescado está vendido. El campeonato del mundo de pilotos y de constructores. La sanción risible a Red Bull por hacer trampas sin que pase nada. Los cabreos de Hamilton cada vez que le montan a la bicha asturiana… Esperemos que Brasil (seguro) y Abu Dhabi ofrezcan algo más que México.