| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El Madrid gana al Barça en el clásico europeo y jugará la final de la Euroliga

Con un formidable tercer cuarto, el equipo de Pablo Laso derrotó al cuadro catalán en Belgrado y buscará un nuevo cetro europeo el sábado frente al actual campeón, el Anadolu Efes turco.

| Agustín Díaz Deportes

El Real Madrid jugará dos finales de la máxima competición continental en solo una semana. Además de la de París del próximo sábado 28, siete días antes, la sección de baloncesto buscará su undécimo campeonato de Europa después de haber derrotado en la semifinal de la Final Four al Fútbol Club Barcelona por 86-83.

Como ha ocurrido en los últimos enfrentamientos entre ambos equipos, el catalán se presentaba como favorito en la cita de Belgrado. Jugador por jugador, su plantilla es más completa que la del Real Madrid, pero esa camiseta, ay, esa camiseta, se ve que tiene vital importancia, tanto en fútbol como en baloncesto. 

El equipo de Jasikevicius, líder destacado de la Liga ACB y actual subcampeón de la Euroliga, cayó pese a que el mejor jugador del partido fue, de largo, Nikola Mirotic, que acabó sin prácticamente poder articular palabra tras haber conseguido 26 puntos, 13 rebotes y 39 de valoración. "Han sido mejores en la segunda parte", dijo el ex del Real Madrid a los micrófonos de DAZN nada más concluir el choque. Y así fue. 

El encuentro fue absolutamente simétrico. Un primer cuarto igualado, que concluyó con 19-19 en el marcador, un segundo con superioridad blaugrana, que con Mirotic y Davies consiguió una renta máxima de 11 puntos (45-34) en el descanso, una estupenda reacción del Real Madrid en el tercer cuarto, que cerró con un parcial a su favor de 26-11 y un cuarto final, de nuevo, igualado, pero siempre con el equipo de Pablo Laso por delante en el marcador. 

El Barça notó sobremanera la baja forma del recién reaparecido Corey Higgins y el partido, digamos discreto de Laprovittola para lo que el extraterrestre argentino tiene acostumbrado a la parroquia culé en la presente temporada. En el otro bando, Llull y Poirier hicieron buenísimas migas y Casseur fue el mejor de la brillante segunda parte coral del equipo de Pablo Laso. 

 

Un rebote capturado por Gabusele en los últimos segundos de partido y el posterior tiro libro que anotó el francés dejaron el marcador en el resultado final de 86-83. El sábado, a partir de las siete de la tarde, el equipo de Pablo Laso, ese entrenador increíble al que solo hace unas semanas se volvía a discutir sorprendentemente, se vuelve a medir con la historia. El rival para hacerse con su undécima máxima entorchado continental será el actual campeón, el Anadolu Efes, que derrotó a Olympiakos por 77-74 en otra emocionantísima final.