| 01 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Dani Olmo, durante el encuentro de Europa League ante la Real Sociedad
Dani Olmo, durante el encuentro de Europa League ante la Real Sociedad

El plan del Barça con Dani Olmo es esperar hasta 2023

El mediapunta español finaliza contrato con el Leipzig en 2024 y eso le facilitaría las cosas al conjunto azulgrana, que no puede alcanzar el elevado precio que piden los alemanes

| Alberto Sánchez Deportes

El Fútbol Club Barcelona quiere a Dani Olmo y todo hace indicar que más tarde o más temprano, el mediapunta español aterrizará en el Camp Nou. Ya estuvo cerca de hacerlo en el mercado invernal. El acuerdo entre el futbolista y el club era total, pero el RB Leipzig se desmarcó con unas cifras prohibitivas para el conjunto azulgrana.

Esas cantidades elevadas se mantienen a día de hoy, unos 60 millones de euros, por ello el Barça ha trazado un plan para fichar a su excanterano. Dani Olmo finaliza contrato en 2024, por lo que el cuadro azulgrana quiere esperar al verano de 2023 para acometer su incorporación, según ha publicado el diario 'AS'. Con un año para que termine su viculación, el Leipzig se verá en la obligación de negociar para evitar que se marche sin dejar un euro en las arcas del club.

 

Olmo es una petición expresa de Xavi Hernández para completar un ataque joven y de calidad para muchos años junto a Ferrán Torres o Ansu Fati, entre otros. El mediapunta catalán es un fijo en las convocatorias de Luis Enrique para la selección española cuando las lesiones le respetan y en esta ventana internacional fue protagonista ante Albania con un gran tanto. Ese momento de forma lo ha llevado a la Bundesliga con un auténtico golazo ante el Borussia Dortmund en la victoria de este sábado del Leipzig por 1-4.

 

Dani Olmo se crió en la cantera culé hasta que a los 16 años decidió dar el salto al fútbol croata, donde forjó su carácter. Ese paso por Zagreb le sentó muy bien y ahora es un jugador en evolución constante y con un margen de mejora amplio. Y lo más positivo de todo para el Barcelona es que quiere volver a casa y jugar en el Camp Nou, aunque para ello todavía habrá que esperar al menos un año.