14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Paseo del Barça para dar el primer título a Laporta en su regreso

El FC Barcelona se ha impuesto en la final de la Copa del Rey (0-4) a un Athletic de Bilbao que vio cómo perdía su segunda final en 15 días con 4 goles encajados en la segunda parte.

| Agustín Díaz Deportes

El primer título de la temporada 20-21 va a parar a las vitrinas del Fútbol Club Barcelona, que acaba de ganar la final de la Copa del Rey al Athletic Club de Bilbao por 0-4. El equipo de Marcelino ha tenido 15 días de pesadilla, ya que hace dos semanas perdió la final de la temporada pasada contra la Real Sociedad. 

No hubo partido en la Cartuja. Y eso que el encuentro llegó al descanso con tablas en el marcador. Pero fue un espejismo absoluto ya que el dominio en la posesión del equipo blaugrana fue insultante. En ese primer periodo, el Athletic se limitó a defenderse y no lo hizo demasiado mal, aunque las únicas oportunidades, la más clara, un disparo al palo de De Jong, fueron del FC Barcelona. 

Koeman había sorprendido desde el banquillo alineando como titular a Griezmann en detrimento del habitual Dembele. Y el francés, ex del Atlético, le contestó con un partidazo soberbio. Al igual que Piqué, que regresaba tras su lesión y que rayó también a grandísima altura. 

No se parecía en nada a aquella final de la Supercopa, el primer título del Athletic en años, solo días después de que Marcelino tomara el relevo de Garitano en el banquillo de San Mamés. Sin embargo, la sensación ha sido que el club vasco ha llegado a sus dos finales en un mal momento del equipo. 

En la segunda parte todo cambió, pero simplemente porque el dominio culé se tradujo rápidamente en goles. El primero, de Griezmann en el 59, que abrió el marcador al rematar un buen pase de De Jong. Ese gol acabó ya con las pocas esperanzas del Athletic, que lo intentó en la siguiente media hora, pero sin fruto ninguno. 

No hubo tiempo, en todo caso, para pensar en igualadas porque De Jong marcó en el 63 el segundo gol y Messi se apuntó a la fiesta inaugurando su casillero individual en el 68. Y el argentino cerró la goleada en el 72, dejando todo sentenciado. Griezmann pudo completar la manita, pero un gol suyo fue anulado por fuera de juego. 

Absoluta superioridad blaugrana para el primer título de Laporta, desde que regresó a la presidencia, y golpe de moral para afrontar los últimos encuentros ligueros, en los que el Barcelona también apunta alto.