| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Tomás Roncero, anoche en el plató de "El Chiringuito".
Tomás Roncero, anoche en el plató de "El Chiringuito".

Roncero cumple con su condición de gafe, pero da la enhorabuena al campeón

El popular colaborador de El Chiringuito vuelve a tropezar al predecir la victoria del Real Madrid, aunque no le duele en prendas en felicitar al eterno rival por su clara victoria.

| Esdiario Deportes

Son pocas, últimamente un poco más, las veces que el Real Madrid pierde. Y siempre que eso ocurre media España futbolística espera la reacción de Tomás Roncero, el popular periodista de As, que colabora tanto en la SER como en El Chiringuito. Ayer, con motivo de la derrota ante el Barcelona en la final de la Supercopa, no fue la excepción, sino más bien todo lo contrario. 

Lo primero que hay que decir es que Roncero se lució con sus predicciones una vez más. Haciendo gala de la condición, justificada totalmente, de gafe que le precede, el colaborador de Pedrerol se lució con un tweet que escribió hace apenas una semana, justo cuando se iba a celebrar el sorteo de los octavos de final de la Copa del Rey. En esa ocasión, el periodista confiaba en que al Real Madrid le tocara el Barcelona para poder ganarle dos veces seguidas, tanto en el torneo del KO como en la propia Supercopa. Ni una cosa, claro, ni la otra. 

 

Durante la disputa del encuentro, Roncero lo pasó fatal al ver caer, uno tras otro, los tres goles del Barcelona y confirmar cómo el equipo blaugrana le estaba pasando por encima al club de sus amores. 

 

Y, claro, en El Chiringuito se le esperaba y no precisamente con los brazos abiertos. Ahora, bien, el colaborador del programa de Pedrerol se presentó al programa en plan señor y lo primero que hizo nada más llegar fue dar la enhorabuena al equipo campeón. Y también dejó constancia del que, a su juicio, fue un gran fracaso del Real Madrid, no ya en el partido de ayer, sino en la planificación de la plantilla: no fichar a Gavi cuando el Barcelona se hacía el remolón para otorgarle ficha de profesional. Ahora, y Roncero bien lo sabe, ya no hay remedio.