27 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Joaquín no ficharía a Koeman "ni de utillero"

Entrenador y jugador acabaron muy mal cuando estaban en el Valencia. Ambos se volverán a encontrar este sábado en el partido entre el Barça y el Real Betis.

| Redacción Deportes Deportes

A lo largo de nuestra vida es imposible no tener un encontronazo o algún problema con alguien. Da igual que te llames Joaquín Sánchez y seas un tipo estupendo. Anoche, el futbolista del Betis pasó por los micrófonos de El Larguero , de la Cadena SER, y, a raíz del encuentro frente al Barça del próximo fin de semana, recordó la época en la que estuvo bajo las órdenes de Koeman en el Valencia

"No fue la experiencia más bonita de mi carrera deportiva, no fue una experiencia agradable, pero como siempre digo: uno tiene que vivir de todo y aquello pasó en aquel momento. No quiero hablar de este tema porque sinceramente a mí me duele lo que pasó allí, lo pasé mal", contó Joaquín. 

Preguntado por Kiko Narváez, exfutbolista y uno de los colaboradores del programa, sobre si lo ficharía como entrenador del Betis en caso de ser presidente, Joaquín lo tenía claro: "¡Ni de utillero! Yo pasé página, nos dijimos de todo. Afortunadamente no duró mucho y pudimos salvar el año terminando lo más dignamente posible porque el año fue complicado", dijo. 

En cuanto a su reencuentro este sábado en el Camp Nou, el gaditano afirmó que "no me va a saludar ni yo le voy a saludar a él". 

Joaquín, tras la destitución de Koeman: "Solo se preocupaba de tener cinco o siete botellas de vino en la cena"

La mala relación entre Joaquín y el actual técnico del Barça se remonta a la temporada 2006/2007, cuando el holandés cogió al Valencia en noviembre a cuatro puntos del liderato. Seis meses después, aunque ganó la Copa del Rey, dejó al club a dos puntos del descenso. Entre sus decisiones más polémicas estuvo apartar del equipo a Cañizares, Albelda o Angulo, pese a no obtener los resultados esperados. 

Al futbolista del Betis, que cuestionó la forma que tenía de gestionar el vestuario, también lo señaló directamente. "De lo único de lo que se preocupaba era de que hubiera cinco o siete botellas de vino en la cena. Que se acostaba calentito. En cinco meses ha destrozado el equipo y tiene la poca vergüenza de no despedirse del vestuario y decir las cosas a la cara", dijo el gaditano tras la destitución del entrenador. 

"Ha demostrado ser mal entrenador y de buena persona tiene poco. En los últimos partidos quería imponer un sistema que no... que no tiene cojones ni de explicarlo. Así es complicado que el futbolista haga lo que tú quieras. Pero es que no tiene cojones ni para eso. Había veces que teníamos que explicar nosotros en la pizarra cómo debíamos jugar", sostuvo.