| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
De Jong y Brais durante el Barcelona - Real Sociedad.
De Jong y Brais durante el Barcelona - Real Sociedad.

Dembélé quiere otra 'Copa': exhibición del francés para meter al Barça en semis

Los azulgranas vencieron 1-0 a una Real Sociedad que jugó con un futbolista menos desde la primera mitad tras la roja a Brais Méndez. Ousmane hizo el gol de los culés, que avanzan de ronda.

| Alberto Marrero Deportes

El Barcelona estará en el bombo de las semifinales de la Copa del Rey después de imponerse a la Real Sociedad por 1-0 en el Camp Nou. Dembélé, que hizo el único tanto del encuentro, firmó un auténtico partidazo y él solo pasó por encima del cuadro donostiarra, que jugó con un jugador menos desde la primera mitad tras la expulsión por roja directa de Brais Méndez.

Llegaba el momento de la verdad para el Barcelona de Xavi Hernández y no fallaron. Líderes en la Liga luchando por el título con el Real Madrid, eliminados de la Champions y rebotados a la Europa League y ahora en las semifinales de la Copa del Rey. Pese al pinchazo europeo, todavía pueden acabar firmando una buena temporada.

Con el mismo equipo que ganó la Supercopa de España hace algo más de una semana Xavi intentó imponerse al equipo revelación de la temporada que está brillando bajo la batuta de Imanol Alguacil. Esto quiere decir que los azulgranas salieron así: Ter Stegen; Koundé, Araújo, Christensen, Balde; De Jong, Busquets, Pedri, Gavi; Dembélé, Lewandowski.

El cartel de este cruce de los cuartos de Copa apuntaba a un partidazo y los futbolistas no fallaron. El primero en querer dar espectáculo fue Ousmane Dembélé, que firmó un auténtico partidazo. El francés corrió con el balón, regateó para superar adversarios, generó ocasiones con asistencias a compañeros y nadie fue capaz de pararle ni intentando derribarle.

Lewandowski se reencontraba con Gil Manzano, colegiado al que le hizo aquel gesto de la discordia por el que le cayeron 3 partidos y rápidamente entraron en discusiones con el polaco protestando varias acciones. La primera fue en un gol anulado al ex del Bayern porque De Jong llegó a rozar, sin querer, el balón justo cuando iba a entrar en la portería de Remiro.

Con el paso de los minutos el partido se fue calentando y Brais Méndez demostró que estaba jugando muy revolucionado. Tras varias advertencias de Gil Manzano acabó siendo expulsado por una acción similar a la que Dembélé protagonizó contra el Getafe, pero con desenlace diferente. De una falta cometida por Busquets llegó la roja para el centrocampista de la Real, que le clavó los tacos en la tibia al capitán del Barça. Tuvo que ir a ver la acción el árbitro extremeño al VAR y no lo dudó.

Antes de la roja, varias ocasiones del Barcelona que desarticuló la zaga donostiarra, Álex Remiro o disparos que se marcharon fuera. Pero entre tanta llegada culé, también hubo un balón que Kubo estrelló en el travesaño tras una jugada sublime de Pablo Marín. Se examinaba Zubimendi en el Camp Nou, pero uno de los que más maravilló fue el joven futbolista de Logroño.

Dembélé, desatado

En el segundo tiempo Dembélé continuó marcando la diferencia en el Camp Nou y ni diez minutos pasaron cuando adelantó a los suyos. Pase en profundidad de Koundé y el galo que, en lugar de centrar a Lewandowski, suelta un pipanazo al primer palo para sorprender a un Remiro que llegó a tocar el balón pero acabó viendo como se coló el cuero por su poste. El ex del Dortmund estaba teniendo su día, claramente.

La Real Sociedad tenía que reaccionar y arriesgar a pesar de tener un futbolista menos sobre el verde y a punto estuvieron de empatar, pero lo que era empujar un cuero a dos metros de la portería sin oposición Sorloth lo mandó por encima del travesaño. El noruego desaprovechó un centro perfecto de Kubo que le había dejado solo, por lo que era incomprensible su fallo.

Dembélé parecía que estaba jugando a otra cosa. La exhibición del francés era una realidad a los ojos de todo y tras otra gran acción suya pudo llegar la sentencia del Barcelona, pero Gavi mandó su chut al larguero. Y como en la Supercopa de España, Xavi tardó en mover el banquillo, aunque finalmente lo hizo.

Kessié y Raphinha tuvieron sus minutos al entrar por Balde y un Pedri que se marchó tocado. Estos dos futbolistas vieron desde el verde cómo el Camp Nou se ponía en pie para aplaudir a un Dembélé que fue sustituido cuando a la Real Sociedad no le quedaban fuerzas. Ter Stegen estuvo a punto de ser villano, pero fue el héroe al arreglar una pérdida suya con dos paradones milagroso en los últimos minutos. Y con el 1-0 se llegó al pitido final y el Barcelona estará en las semifinales de la Copa del Rey.