| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Los hermanos Hernangómez y López-Arístegui, en un momento del encuentro ante Bulgaria.
Los hermanos Hernangómez y López-Arístegui, en un momento del encuentro ante Bulgaria.

España cumple sin problema su primer trámite en el Europeo de baloncesto

El combinado nacional se estrena con una victoria coral frente a la débil selección de Bulgaria (114-87), con un buen porcentaje de triples y ningún jugador por encima de los 20 minutos.

| Agustín Díaz Deportes

España ha debutado con una sólida victoria ante Bulgaria (114-87) en el Europeo de baloncesto cuyo partido inaugural se ha disputado en Georgia. Por primera vez en los mejores 20 años de nuestras vidas, el combinado nacional no parte como candidato a las medallas en la salida de un campeonato internacional.

El mejor jugador de baloncesto de nuestra historia, Pau Gasol, se retiró el pasado año y algunos de los más destacados de todos los tiempos, Navarro, Calderón o Marc Gasol, también son historia en la selección. Ricky Rubio, quizá el español más destacado del momento, está en la recta final de su recuperación para reaparecer en Cleveland, y Sergio Llull tuvo que abandonar la concentración hace solo unos días por una lesión muscular. De los míticos, tan solo queda Rudy Fernández, un jugador histórico que tiene entre ceja y ceja batir todos los récords al estar presente en sus sextos Juegos Olímpicos. 

Con el contexto explicado conveniente, hay que hacer constar que el debut de la selección ha sido serio y firme, aunque es evidente que 87 puntos encajados de una selección tan débil como la búlgara no sea la mejor de las noticias. Pero, en acierto atacante, el partido del combinado que dirige Sergio Scariolo fue, incluso brillante. El técnico italiano manejó con maestría matemática los minutos de los jugadores y, haciendo jugar a los 12 disponibles, no dio más de 20 a ninguno de ellos. 

El encuentro no tuvo ninguna historia y, en realidad, quedó sentenciado desde la primera distancia que tomó España cuando aún no había concluido el primer cuarto. La ventaja fue aumentando conforme avanzaban los minutos y se consolidó en torno a los 25 puntos durante el resto del partido. 

En los aspectos sobresalientes de la selección española destacó el más que notable porcentaje en triples, 15 transformados de 33 intentados, y la prestación de varios jugadores. Entre ellos, por supuesto, Lorenzo Brown, el base estadounidense nacionalizado, que fue el máximo anotador del combinado de Scariolo con 17 puntos en los 17 minutos de que dispuso y, sobre todo, Willy Hernangómez, con 16 puntos y 6 rebotes en su haber. También destacaron el incombustible Rudy Fernández, ese talentoso actor de Hollywood llamado Juancho Hernangómez o Usman Garuba, que pareció no recordar los problemas de lesiones que le impidieron hacer una buena concentración.

Ojo con Jaime Pradilla 

Y haríamos mal en olvidarnos de Jaime Pradilla. El jovencísimo alero de Valencia Basket confirmó ante Bulgaria todo lo bueno que ya había demostrado en los últimos encuentros jugados. 10 puntos y 5 rebotes en solo 15 minutos de juego fueron su sobresaliente carta de presentación en la elite internacional. 

El segundo partido de España en el Europeo será el próximo sábado, a partir de las 7 de la tarde, frente a Georgia, una de las selecciones anfitrionas del campeonato.