| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Carlos Alcaraz, con la copa de ganador del Open de Estados Unidos.
Carlos Alcaraz, con la copa de ganador del Open de Estados Unidos.

"Tengo mucho margen de mejora, pero tener un hueco en la historia es increíble"

Carlos Alcaraz, nuevo número 1 del mundo después de ganar el Open USA, reconoció tras el triunfo que su entrenador, Juan Carlos Ferrero, tiene razón al afirmar que está al 60%.

| Agustín Díaz Deportes

No hay nadie más feliz en España que Carlos Alcaraz, su familia y sus amigos. El jovencísimo tenista murciano ya es el número 1 del mundo más joven de toda la historia después de imponerse ayer a Casper Ruud, actual número 2, en la final del Open de Estados Unidos, en lo que supone su primera victoria en un torneo del Grand Slam. Alcaraz consigue este histórico logro con solo 19 años y 4 meses, rompiendo la marca del australiano Lleyton Hewitt, que fue número 1 del mundo después de cumplir 20 años y 8 meses. Se convierte así en el cuarto jugador español que ocupa lo más alto del trono del tenis mundial después de Carlos Moyá, su entrenador, Juan Carlos Ferrero, y el inmortal Rafa Nadal

A la conclusión de la final en Nueva York, Carlos Alcaraz fue interrogado sobre las palabras de Ferrero en las que aseguraba que su pupilo aún estaba al 60% de su capacidad. “Yo estoy con Juan Carlos. Soy un chico de 19 años y tengo mucho margen de mejora todavía. El Grand Slam y el número 1 me ha llegado muy pronto, pero no quiere decir que haya que estancarse y no mejorar. Ya dije en una ocasión que el Big Three (Federer, Djokovic y Nadal) ha ido evolucionando según pasaban los años. Siempre hay algo que mejorar. Muchos grandes partidos que he jugado me doy un 9 de nota porque un 10 es imposible. Siempre se puede mejorar, estoy de acuerdo con Juan Carlos”.

 


Sobre qué le falta para llegar a la categoría de los mejores jugadores de la historia, Alcaraz fue sincero. “Un montón: tenis, mentalidad, físico... Me queda mucho por mejorar en todos los aspectos. Tengo que seguir evolucionando, no me puedo estancar ahora. Que haya conseguido un Grand Slam y el número uno no significa que me tenga que quedar en mi zona de confort, que me quede ahí sin querer mejorar. Ahora es cuando más ganas y más trabajo tengo que ponerle para mantenerme ahí”

Al analizar su comportamiento a lo largo del torneo, el tenista murciano reconoció que "me ha sorprendido la manera en la que he solventado los momentos difíciles, el sobreponerme ante los malos ratos. El nivel de mentalidad que he mostrado en este torneo es lo que me ha sorprendido" y sobre el mal momento que pasó durante el segundo set de la final, comentó que "estaba muy tenso, sinceramente. De cabeza me encontraba bien, pero las patas me pesaban y me costaba moverme". 

 


Alcaraz reconoció que nunca se hubiera imaginado que iba a ganar un Grand Slam con 19 años, pero aseguró que no le iba a ser complicado mantener los pies en el suelo. "Voy a seguir siendo el mismo chico de siempre, con mi familia, con mis amigos. Al llegar a España los iré a ver y voy a ser el de siempre, no voy a pensar más allá de estar a gusto con mi familia y amigos, en celebrar el título con ellos. Tengo claro que quiero seguir trabajando, quiero seguir consiguiendo títulos, estando en lo más arriba del tenis durante mucho tiempo. Para eso no hay que parar, hay que seguir y seguir y es lo que voy a hacer". 

El tenista de El Palmar tendrá muy poco tiempo para recuperarse ya que figura en la lista de España de cara a la fase de grupos de la Copa Davis que se celebrará este fin de semana en Valencia con Canadá, Serbia y Corea del Sur como rivales. "Me hace mucha ilusión jugarla en casa, en España. Vamos a ir a por todas. Queremos dar nuestro mejor nivel en Valencia para poder clasificarnos para Granada”, comentó el nuevo niño prodigio del deporte español. 

Ferrero: "No es la última final que va a jugar"

Juan Carlos Ferrero también fue número 1 del mundo de la ATP y lo consiguió, al igual que su pupilo, justo después de imponerse en Nueva York. A la conclusión del encuentro, y a preguntas de Álex Corretja, comentó que "hoy no he sufrido tanto, pero toda la semana sí. Lo he visto bien, con dudas en el segundo set. Antes del partido él sentía nervios y lo ha intentado controlar. Creía que después del primero se iba a soltar un poco más, pero no lo ha conseguido. Luego, me ha parecido verle un poco cansado, pero ganar el tercero le ha enchufado y ha hecho que vaya a por el partido". 

"No es fácil no distraerse con lo que se juega porque él lo sabe, pero yo le digo que tiene que invertir en su tenis. Para mí, muy probablemente no es la última final que va a jugar", añadió el actual entrenador del número 1 del mundo. 

 


La confirmación de Carlos Alcaraz como ganador del Open USA provocó los mensajes de admiración por parte de muchos deportistas. Por ejemplo, Rafa Nadal, no dudó en augurarle muchísimos éxitos más.