| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Dani Alves, en un partido con la camiseta del FC Barcelona.
Dani Alves, en un partido con la camiseta del FC Barcelona.

Alves, eres un cachondo mental: una pena que no hubieses llegado antes

Echamos en falta que tras el K.O. frente al Eintracht de Frankfurt, el brasileño no hubiese declarado: "Si el Barça me hubiera inscrito en la Europa League, esto no habría pasado". 

| Francisco J. Molina Deportes

"El Real Madrid ha tenido suerte de que no hubiésemos llegado antes". Toda una frase lapidaria que realizó Dani Alves tras el 0-1 frente a la Real Sociedad. Totalmente de acuerdo con el brasileño. Una pena que no hubiese llegado antes él como Xavi. Pero vayamos por partes.

En un curso cargado de polémicas y debates subidos de tono en alguna que otra ocasión hacía falta un toque de humor. Un showman que relajase tensiones y Dani Alves da totalmente el perfil. Un futbolista que siempre se ha caracterizado por declaraciones con doble sentido y buscando punta. 

En esta ocasión, tras su frase en San Sebastián ha ocasionado sorna. Sí, una pena que no hubiesen llegado antes pues nos hubiese gustado partirnos la caja con los subidones del brasileño que ya no está para muchos trotes en lo futbolístico, pero que sigue en forma cada vez que abre la boca.  Echamos en falta que tras el K.O. frente al Eintracht de Frankfurt no hubiese declarado: "Si el Barça me hubiera inscrito en la Europa League esto no habría pasado". 

En cuanto a Xavi, muchas dudas. Un total fracaso su media temporada en el Barça. Toda una cortina de humo su llegada. Laporta confió en sacarse un doble de Guardiola de la chistera, pero todos los días no son fiesta. Habrá que esperar al próximo curso para poder valorarle, pues tendrá el margen de dirigir a la plantilla desde el primer día de la nueva temporada. 

Eliminado en Champions, Europa League, Copa del Rey y perdida la final de la Supercopa de España y con la incógnita de quedar segundo (si no fuese no jugaría la próxima Supercopa de España en Arabia Saudí), la nota del bisoño técnico es de suspenso. Otros colegas con menos apoyo financiero y menos glamour en sus vestuarios han hecho filigranas y le han superado en resultados. Ahí están los Emery, Pellegrini e incluso Bordalás. Eso sí, como logro siempre le quedará para contarle a sus nietos el 0-4 del Bernabéu.

Un Xavi que ha hecho más gala de ser un charlatán, un simple motivador o un rapsoda. Me ha recordado en más de una ocasión a esos vendedores de otros tiempos vendiendo fórmulas para no perder el cabello o tónicos para contrarrestar cualquier molestia. Un bisoño técnico que vulnera el tan grandioso ADN Barça. El de jugar siempre tratando de tener el balón. Pura patraña. Este Barça de Xavi ha apostado y ganado básicamente sus partidos jugando a la contra. Buscando espacios y aprovechándose de los huecos dejados por sus rivales y sacando la máxima rentabilidad de la velocidad de sus delanteros.

Y mucha suerte. Más de un partido lo han sacado adelante tras verse superados por el rival de turno que falló más que una escopeta de ferias o que se topó con un inspirado Ten Stegen. Y en este sentido, me vuelvo a acordar del cómico Dani Alves. "Para ganar hay que saber sufrir", dijo tras el O-1 en San Sebastián. Que uno sepa al tener tanta suerte se ha dicho siempre tener mucha potra. No pasa nada por decirlo o reconocerlo. Lo dicho, una pena que no hubiese llegado antes Dani Alves. Todo un cachondo mental.