| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Marcos Llorente se lamenta en Son Moix.
Marcos Llorente se lamenta en Son Moix.

Un infame Atleti se complica la próxima Champions perdiendo en Mallorca

Un solitario gol de Muriqi al transformar un riguroso penalti mediada la segunda parte da los tres puntos al equipo de Javier Aguirre en un lamentable partido del cuadro rojiblanco.

| Agustín Díaz Deportes

A cuatro días de jugarse su permanencia en la Champions, el Atlético se acaba de complicar su clasificación para la máxima competición continental del año que viene. En un partido lamentable, el equipo de Simeone ha caído en Son Moix ante el Mallorca (1-0), gracias a un solitario gol de Muriqi de penalti mediada la segunda parte. 

El encuentro fue, para un espectador neutral, simplemente horroroso y para un seguidor rojiblanco, directamente infame. El Atlético ha roto así una racha de seis partidos consecutivos con victoria, si bien algunos de ellos, frente al Cádiz o ante el Alavés, tampoco el juego de los de Simeone fue especialmente notable. 

El técnico argentino engañó a todos alineando de principio a Luis Suárez, después de dos meses en el banquillo. Se supone que si juega el uruguayo es porque el Atlético propone un partido ofensivo, ya que el ex del Barcelona ya no está para correr 50 metros por detrás de la defensa contraria. Y eso pareció solo en los 10 primeros minutos, cuando el Atleti empezó atacando y forzando algún que otro saque de esquina. Sin embargo, fue un absoluto espejismo, porque ni madrileños ni baleares quisieron hacerse daño en toda esa malísima primera parte. 

Tras el descanso, Simeone quitó a un transparente Griezmann y a un fallón Koke para dar entrada a Cunha y a Lemar, pero el tono del encuentro fue más de lo mismo. Eso sí, el Mallorca ultradefensivo de Javier Aguirre se estiró un pelín viendo la inutilidad de equipo que tenía enfrente y empezó a molestar un poco al descansado Oblak. 

El primer disparo entre los tres palos del Atlético llegó en el minuto 55 con un inocente cabezazo de Suárez que habría detenido cualquier portero de Regional, más aún uno como Sergio Rico. Fue lo último que hizo el uruguayo en el terreno de juego, ya que a la hora de juego le sustituyó Joao Félix. 


Penalti muy riguroso

La jugada clave del encuentro llegó en el minuto 67 cuando el árbitro Martínez Munuera pitó un riguroso penalti de Reinildo sobre Dani Rodríguez al borde del área, que bien se podría haber considerado como un lance más del juego. Nadie le dijo al colegiado nada desde el VAR y Muriqi hizo inútil la acertada estirada de Oblak. 

El Atlético tenía casi media hora por delante para tratar de remontar, pero en ningún momento acosó el área del Mallorca, que se limitó a sacar los balones jugados a través del brillante japonés Kubo y a despejar de su zona defensiva todo el peligro. 

Y así, sin una oportunidad clara que llevarse a la boca, concluyó uno de los peores partidos del Atlético de los últimos tiempos, un complicado presagio para el definitivo del próximo miércoles frente al Manchester

Con las victorias sevillanas, ayer del Sevilla ante el Granada (3-2) y hoy del Betis en Cádiz (1-2), el Atlético mantiene el último puesto para entrar el año que viene en Champions, pero ya solo aventaja en un punto al quinto, el Betis de Pellegrini.