| 13 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Alcaraz, en el suelo de la Arthur Ashe tras ganar el Open USA.
Alcaraz, en el suelo de la Arthur Ashe tras ganar el Open USA.

Carlos Alcaraz gana en Nueva York y es historia del tenis mundial

El murciano vence el Open USA, el primero de su carrera, a Casper Ruud y desde hoy lunes es ya el número 1 de la lista de la ATP, llegando a la cima antes que nadie en toda la historia.

| Agustín Díaz Deportes

Carlos Alcaraz es número 1 del tenis mundial. Así, como suena. Lo ha conseguido antes que nadie en la historia, antes que míticos jugadores de todas las épocas, antes que ninguno de los tres, Federer, Djokovic y Nadal, que han dominado este bellísimo deporte en las últimas dos décadas. El tenista murciano comanda, desde hoy lunes, la lista de la ATP después de imponerse en la final del Open de Estados Unidos al noruego Casper Ruud, por 6-4, 2-6, 7-6 y 6-3.

La noche histórica de Carlos Alcaraz comenzó con un fantástico nivel de juego que le llevó a ganar la primera manga, 6-4, sin demasiados problemas ante el que, también a partir de hoy, ocupa el segundo escalón del tenis mundial. Sin embargo, al increíble tenista murciano le empezó a poder la ansiedad al comienzo de la segunda manga. Estaba claro que la final iba a desarrollarse según fuera jugando el español. Cuando Alcaraz brilló, Ruud bastante hacía con devolver algún misil que otro. Cuando no era así, como en esa segunda manga íntegra y en buena parte de la tercera, el noruego, un martillo pilón durante toda la noche, dominaba el encuentro. 

En ese segundo set se vio a un Alcaraz muy tenso, fallando lo increíble y sin buena conexión con su palco. Se precipitaba constantemente, quería ganar antes de sacar y eso no suele ser un buen consejo. El 2-6 resultante fue absolutamente lógico. 

Sin embargo, Alcaraz comenzó el tercer set rompiendo el set de Ruud, pero más por errores del pupilo de Toni Nadal, que por aciertos propios. De hecho, pasó en un santiamén de optar al 3-0 a verse superado cediendo el set en 3-2. El resto del set fue absolutamente igualado, pero acabó de la manera que significaría el fin del encuentro. El punto de inflexión llegó con 5-4 para Ruud y dos pelotas de rotura que Alcaraz salvó siendo el más valiente de los jugadores de tenis sobre la historia. Empujado por este afán increíble, igualó el set y en el tie break no hubo rival, 7-1 para el murciano. 

El cuarto y definitivo set, con Alcaraz en modo apisonadora, no tuvo demasiada historia, salvo la que ha empezado a construir un jugador, de 19 años y nacido en El Palmar, que ha conseguido lo que nadie había logrado hasta ahora. A la edad a la que casi nadie sabe tan siquiera qué hacer con su vida. Un orgullo absoluto del deporte español y un ejemplo para el deporte mundial.