| 26 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Giuliano Simeone, en el amistoso del miércoles ante el Salzburgo.
Giuliano Simeone, en el amistoso del miércoles ante el Salzburgo.

Con Griezmann olvidado, Simeone tiene la solución en el salón de su propia casa

El técnico del Atlético de Madrid quiere un 9 de garantías que dé descanso a Luis Suárez y uno de sus hijos, Giuliano, está brillando en los primeros amistosos del equipo.

| Agustín Díaz Deportes

Parecía imposible y así ha sido. La opción de que Griezmann regrese al Atlético de Madrid, como era el deseo tanto del jugador como de Simeone, se va evaporando. El Barcelona no acepta el trueque con Saúl propuesto por el Atlético de Madrid porque, como es lógico, quiere dinero además del canterano rojiblanco. El problema, eso sí, lo sigue teniendo el club blaugrana que, para inscribir a Messi, tiene que deshacerse de alguno de los jugadores que mayor contrato tienen y el elegido es Griezmann después de dos temporadas tan solo regulares a la sombra del argentino. 

Por su parte, Simeone quiere un 9 de garantías que dé descanso a un Luis Suárez que aún no se ha incorporado a los entrenamientos rojiblancos después de que Uruguay no pasara de los cuartos de final de la Copa América. Diversos medios apuntan a que su compatriota Maxi Gómez, delantero del Valencia, podría ser una de las opciones. Otros también con ciertas posibilidades son dos de los mejores arietes nacionales de la pasada Liga: Joselu, que pertenece al Alavés, y Rafa Mir, cuyos derechos son del Wolverhampton y que la última temporada brilló con goles en el Huesca. 

En todo caso, Simeone podría tener la solución dentro del club, e incluso dentro del salón de su propia casa. Y es que Giuliano Simeone está brillando en los primeros amistosos que está jugando con el primer equipo del Atlético. Por ejemplo, ayer mismo, en la derrota (1-0) ante el Red Bull Salzburgo, en el que el joven delantero marcó el único tanto del equipo rojiblanco, pese a que después fue anulado por el VAR tras revisar las imágenes. 

 


Ya en el primer amistoso frente al Numancia, el mediano de los Simeone fue uno de los más destacados del encuentro, con una presión incansable, fruto de la cual acabó regalando una asistencia para que Mario Soriano marcara el gol del empate atlético. 

Después de formarse en la cantera de River Plate, Giuliano Simeone llegó hace dos temporadas al juvenil del Atlético de Madrid, que el año que viene será entrenado por Fernando Torres, equipo en el que ha sido uno de los jugadores más destacados.