| 25 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sergio Llull, con los trofeos de campeón y MVP de la Final de la Supercopa.
Sergio Llull, con los trofeos de campeón y MVP de la Final de la Supercopa.

Las lágrimas de Llull: "Discutí con mi mujer porque no había jugado bien"

La imagen del jugador mallorquín del Real Madrid llorando tras conquistar la Supercopa remontando ante el Fútbol Club Barcelona se convirtió en viral, también fuera de España.

| Agustín Díaz Deportes

La final de la Supercopa de España de baloncesto, que tradicionalmente marca el inicio de la temporada, había sido muy ajustada. Y, en contra del pronóstico inicial, se la llevó el Real Madrid frente a ese todopoderoso Fútbol Club Barcelona que vuelve a asustar en la inminente campaña liguera. 

El triunfo (83-88) llegó después de que el conjunto de Pablo Laso fuera capaz de remontar los 19 puntos que el equipo blaugrana llegó a tener en el tercer cuarto. Fue justo ahí cuando emergió la figura de Sergio Llull, que concluyó el encuentro con 24 puntos en su haber y dos trofeos para su particular palmarés, el de la Supercopa Endesa y el MVP como jugador más destacado del encuentro. 


Y la imagen llegó al final del partido, cuando un desconsolado Sergio Llull se tapaba el rostro con una toalla para que nadie pudiera ver unas lágrimas que todo el mundo intuía. Se habían juntado demasiadas cosas. La primera, que el menorquín había vuelto a hacer un auténtico partidazo en el mismo lugar, Tenerife, en el que se rompió la rodilla cuatro años atrás. 

Y también influyó, y mucho, el hecho de que Llull no estuviera nada contento con el mal partido que había disputado el sábado en la semifinal ante el conjunto anfitrión. "Son muchas emociones. Años muy difíciles a nivel personal, sobre todo, físicamente. Hacer un partido bueno y ayudar al equipo a ganar, son esas las emociones. De hecho, ayer discutí con mi mujer tras el partido porque no había jugado bien". 

 


Rápidamente esas lágrimas y esa emoción llegaron a todo aquel que hubiera estado viendo el partido a través de la televisión. Uno de ellos, por ejemplo, su compañero en la selección española, Ricky Rubio, que no dudó en publicar en Twitter una auténtica declaración de amor. 

 

 

Tampoco se cortó en las redes un habitual de los éxitos madridistas. Luka Doncic, plenamente establecido como uno de los mejores jugadores de la NBA, jamás olvidará su vinculación con el club blanco y celebra sus títulos como si él hubiera estado presente en la cancha. 

 


Y quien lo hizo por primera vez desde fuera de España fue Usman Garuba. El ex madridista se encuentra en Houston preparando su debut con los Rockets y también celebró la victoria de su equipo en la final de la Supercopa de España ante el Barcelona.