| 27 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Kessié, durante su presentación con el Barcelona
Kessié, durante su presentación con el Barcelona

La primera imagen de Kessié como culé da mucho que hablar

La presentación del centrocampista costamarfileño queda empañada por un vídeo de su desidia. Su objetivo en el Barcelona es llegar a la altura de su compatriota Yaya Touré

| Alberto Sánchez Deportes

El Fútbol Club Barcelona presentó este miércoles a su primer fichaje del verano. Franck Kessié lució orgulloso como nuevo futbolista azulgrana, aunque durante su presentación dejó una imagen que ha dado mucho que hablar, especialmente entre los aficionados. Joan Laporta invitó al costamarfileño a posar delante del 'photocall' y este se dirigió hacia allá con auténtica desidida, algo que no ha gustado a la parroquia catalana.

 

Esa fue la imagen de una presentación que tampoco tuvo más enjundia. El nuevo futbolista del Barcelona aseguró que quería llegar a la altura de su compatriota Yaya Touré, uno de los integrantes del primer sextete de la historia y un jugador que hizo carrera en el Camp Nou durante tres temporadas antes de marcharse al Manchester City. "Es un gran jugador y muy completo. Mi sueño es trabajar mucho para llegar a tener una carrera como la suya", dijo.

 

Siguiendo el guion de todo fichaje cuando llega a un nuevo club, Kessié afirmó que era imposible decirle que no a un equipo como el Barcelona porque "es el mejor club del mundo". A su lado, un orgulloso Joan Laporta sacaba pecho y manifestaba que quiere jugadores que quieran estar en el Barça.

Kessié también tuvo tiempo de explicar por qué le apodaban 'presidente' en el Milan: "Una vez, cuando llegué al entrenamiento, aparqué en el sitio del presidente. Entonces me dijeron que tenía que cambiar de lugar mi coche y dije que no, que era el nuevo presidente del club". Y confesó que había hablado con Ibrahimovic antes de decidirse por el Barcelona.

 

El nuevo futbolista azulgrana tuvo tiempo de conocer a sus nuevos compañeros, al cuerpo técnico y de ejercitarse por primera vez a las órdenes de Xavi Hernández. "Me pongo a disposición del entrenador. Soy centrocampista, pero la posición exacta la decidirá él. Llego con el objetivo de demostrar lo que puedo aportar al equipo", indició también durante la presentación.