| 29 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Polémico gesto de Martínez al serle entregado el guante de oro.
Polémico gesto de Martínez al serle entregado el guante de oro.

Del "Embale" de Carmen Lomana a las groserías del Dibu Martínez y del Kun Agüero

La apoteósica final del Mundial dejó detalles para todos los gustos, aunque, al menos un par de argentinos, no tuvieron demasiada elegancia a la hora de hacerse con el triunfo final.

| Agustín Díaz Deportes

Argentina ganó el Mundial que, para la mayoría, merecía y Messi ya puede presumir de poseer el mayor título que un futbolista puede ganar con su selección y que le hace estar, al menos, al mismo nivel que su idolatrado Diego Armando Maradona. El partido frente a Francia fue una de las mejores finales de la historia y, sin ninguna duda, la más emocionante de todas las disputadas hasta el momento. Argentina dominó con puño de hierro durante más de 75 minutos, pero dos goles de Mbappé en minuto y medio igualaron, de manera absolutamente sorprendente, una final que los argentinos ya celebraban. 

Pero Messi y sus compañeros se levantaron y tuvieron que vencer hasta tres veces para hacerse con un título, que, curiosamente, estuvo en los pies del Dibu Martínez y su escandalosa parada ante Kolo Muani en la última jugada del partido. 

 

Fue un gran partido tanto de Messi como de su compañero en el PSG, Mbappé, al que le bastante dos arreones increíbles para demostrar que es ya uno de los mejores jugadores del mundo. La descollante actuación del delantero francés no pasó desapercibida para ninguno de los 12,2 millones de espectadores (69,7% de share) que concitó la final. Entre otras, a Carmen Lomana, que no dudó en publicar en Twitter un comentario, que ya ha pasado a la pequeña historia de las redes sociales al llamar "Embale" a Mbappé. 

 

El portero argentino, Emiliano Dibu Martínez, fue, además de Messi, la gran estrella de su equipo y fue elegido, a la conclusión de la final, el mejor guardameta del Mundial. Se le entregó, por ello, el guante de oro, que consagra al cancerbero más destacado del certamen. El portero del Aston Villa, con pasado muy pretérito en el Getafe, no dudó en llevarse el trofeo a la ingle en un gesto, cuanto menos, de muy dudoso gusto. 

Lo hice porque los franceses me abucheaban. La soberbia conmigo no va”, aclaró Martínez en la radio argentina La Red. “Un minuto de silencio… por Mbappé que está muerto”, lanzó el jugador del equipo que entrena Unai Emery en la Premier nada más entrar en el vestuario. 

 

Y tampoco estuvo demasiado sembrado el Kun Agüero que, pese a su prematura retirada por problemas en el corazón, pareció un jugador más de la selección argentina. De hecho, el exfutbolista de Atleti, City y Barcelona, durmió en la misma habitación de Leo Messi en los días precedentes a la gran final. Agüero, completamente desatado, realizó un directo para sus redes sociales desde el vestuario de la albiceleste y pronunció las palabras "Prepara Camavinga, cara de pinga". El jugador francés del Real Madrid, que salió en el último tramo del encuentro, fue uno de los grandes protagonistas de la resurrección de su equipo.