| 17 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El colegiado William Sikazwe, de Zambia, pitando el final del encuentro en el minuto 85.
El colegiado William Sikazwe, de Zambia, pitando el final del encuentro en el minuto 85.

Escándalo en la Copa de África: el árbitro pita el final antes de tiempo

Se disputaba el minuto 85 del Túnez 0 - Mali 1 cuando el colegiado William Sikazwe decretó el final del encuentro en el minuto 85. Le avisaron de su error, pero hizo lo mismo en el 89.

| Agustín Díaz Deportes

Escándalo histórico en la Copa de África que se está disputando en Camerún. Transcurría el partido de la primera fase del torneo que enfrentaba a Túnez, campeón en 2004, contra Mali, tercero tanto en 2012 como en 2013. El encuentro registraba la victoria maliense por 0-1 gracias al tanto conseguido por Ibrahima Koné en el minuto 47. 

Todo transcurría por cauces normales hasta que en el minuto 85, el colegiado del encuentro, William Sikazwe, de Zambia, decidió, por su cuenta y riesgo, decretar el final del encuentro. La incredulidad primero y la rabia después se apoderó de la selección tunecina, que rápidamente, se lanzó a protestar al árbitro por haber dado por concluido el encuentro cinco minutos antes del tiempo reglamentario, sin pensar, por supuesto, en una hipotética prolongación.

 


Sin demasiada convicción, el colegiado se percató de su error y ordenó continuar el partido. Aunque lo más surrealista de todo, llegó cuando el propio árbitro volvió a dar por concluido el encuentro cuando el reloj marcaba el minuto ¡89! Las protestas, en este caso, se multiplicaron e incluso se vio cómo el cuarto árbitro le intentaba sacar del error, sin demasiado éxito, ya que, en medio del abucheo general, el trío de colegiados abandonó el terreno de juego en dirección a los vestuarios. 

Sin que nadie entendiera nada de lo que estaba sucediendo, los responsables de la Confederación Africana de Fútbol que estaban presentes en el estadio, ordenaron que se reanudara el partido y se jugara el tiempo que faltaba hasta cumplir el reglamentario y la hipotética prolongación.

 


Pero, para acabar de configurar uno de los mayores escándalos de la historia de la Copa de África, los jugadores de Túnez se negaron a regresar al campo, por lo que solo los de Mali estaban presentes en esa reanudación. Habrá que ver ahora qué determina la CAF y si da por perdido el encuentro a la selección de Túnez. De la decisión que tomará con la continuidad del zambiano William Sikazwe en el torneo, mejor ni hablar.