| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Los jugadores del Bayern celebran el primero de los goles de su equipo ante el Bayern.
Los jugadores del Bayern celebran el primero de los goles de su equipo ante el Bayern.

Con Lewandowski tampoco hay paraíso para el Barcelona en Munich

Pese a una primera parte muy completa del equipo de Xavi Hernández, el Bayern se consolida como la bestia negra culé al imponerse (2-0) con goles de Lucas Hernández y de Sané.

| Redacción Deportes Deportes

No hay manera de que el Fútbol Club Barcelona saque algo positivo de sus enfrentamientos ante el Bayern de Munich. Se va acercando, eso sí, pero equipo bávaro se consolida como la gran bestia negra del club culé después de imponerse (2-0) en la segunda jornada de la Champions gracias a los goles de Lucas Hernández y de Leroy Sané en la segunda parte del encuentro. 

En realidad, se aproximó bastante a la victoria el equipo de Xavi en una primera parte en la que, en líneas generales, el Barcelona fue mejor al Bayern en el Allianz, hecho que muy pocos equipos pueden decir. Xavi hizo debutar a Marcos Alonso en el lateral derecho, por delante de Balde y Jordi Alba, que a día de hoy, parece la tercera opción para ese lado de la defensa, Koundé regresó al flanco derecho y alineó a Christensen en el centro de la retaguardia acompañando a Araujo. 

El resto, lo habitual, incluida, por supuesto, la presencia en punta de Lewandowski, que regresaba a Munich con otra camiseta después de haber marcado goles de todos los colores con la roja del Bayern. Y no fue, precisamente, la noche del polaco, que no estuvo demasiado acertado de cara a portería. 

En todo caso, el Barcelona fue mejor y dejó al Bayern prácticamente sin tirar a puerta en toda la primera parte. Por contra, el once de Xavi Hernández se desplegaba en ataque y Neuer salvó en varios ocasiones ese primer gol blaugrana que, a la postre, nunca llegaría. Eso sí, pareció bastante claro un penalti sobre Dembélé en los últimos minutos del primer tiempo, pero los árbitro neerlandeses, ni el de campo ni el del Var, lo vieron así. 

 


Pero en la segunda parte todo cambió y fue el Bayern el que más llegó al área culé, aunque sobre todo una vez que consiguió la ventaja con la que sentenció el encuentro. Porque no habían pasado demasiados cosas cuando, en el minuto 50, Lucas Hernández aprovechó el hueco dejado por la defensa y la mala salida de Ter Stegen para inaugurar el marcador de un testarazo a la salida de un córner. 

Y, como suele suceder tantas veces en el campo del Bayern, el equipo alemán no se detuvo y solo unas pocas jugadas después, Leroy Sané, con una velocidad insultante, se plantó solo ante su compatriota del Barça y le batió con absoluta tranquilidad. 

 


Para intentar remontar Xavi sacó a Ferrán Torres y ese hecho, al menos esta temporada, no suele significar nada demasiado halagüeño para el Barcelona. Espero, sin embargo, a dar minutos a Ansu Fati, pero ni uno ni otro pudieron evitar la derrota de un Barça que, parece, se tendrá que jugar la segunda plaza de su grupo frente al Inter de Milán, que venció en la República Checa al Viktoria Plzen por un claro 0-2.