23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Marcos Llorente, en pugna con En-Nessiry, en un momento del encuentro.

Correa y Saúl hacen al Atleti campeón de invierno tras ganar al Sevilla (2-0)

Dos despistes defensivos del Sevilla provocan una trabajada victoria que deja al Atleti con 4 puntos sobre el Real Madrid y 2 partidos menos disputados.

| Agustín Díaz Deportes

Con solo 16 partidos disputados, el Atlético de Madrid ya es campeón de invierno. Después de ganar al Sevilla (2-0) en el Metropolitano, el equipo de Simeone continúa con su temporada liguera de ensueño ya que aventaja en 4 puntos al Madrid y en 7 al Barcelona, habiendo jugado dos partidos menos que ambos equipos. 

Salieron Atlético y Sevilla a jugar sobre un inmaculado césped del Metropolitano, con lo que los futbolistas de ambos equipos se pueden considerar unos auténticos privilegiados viendo cómo siguen la inmensa mayoría de las calles de Madrid, alrededores del feudo rojiblanco incluidos. Pero los responsables del verde en el Atleti trabajaron de lo lindo para dejar el campo espléndido, como si no hubiera pasado nada. Un auténtico milagro. Por ello, los futbolistas solo se pueden quejarse de la bajísima temperatura, una media de -5 grados, en la que se desarrolló el encuentro.

Ambos equipos copiaron sus planteamientos tácticos y la primera parte fue una interesante partida de ajedrez. Simeone volvió a no confiar de inicio en Joao Félix para enfrentarse a uno de los mejores equipos de la Liga, pero esto dejó de ser noticia ya hace unas semanas. Sí que confió en Lemar, cada vez más asentado, y en Ángel Correa que, en el minuto 16, se inventó un buen gol. Recibió de Trippier, perdonado por la Federación Inglesa por aquel feo asunto de las apuestas, y disparó un latigazo entre 5 defensores sevillistas que batió sin remisión a Bono.

El Sevilla se dolió del gol, pero como los buenos toros, yéndose al ataque. Y fruto de ese dominio llegó la mejor y única ocasión del equipo de Lopetegui, en un disparo de Acuña desde el punto de penalti, con Oblak fuera del arco, que increíblemente salió fuera de los tres palos.

Sin embargo, lo que supone que tu delantero sea Luis Suárez es que prácticamente cualquier ataque que hagas conlleva peligro. Y así, un pase de Trippier, que está de dulce en su calidad de asistente, dejó solo a Luis Suárez ante Bono, pero, extraño, el uruguayo erró, o mucho mejor, el meta marroquí, ex del Atleti, realizó una extraordinaria parada, al estilo de balonmano, que evitó el segundo gol rojiblanco.

La segunda parte comenzó con 20 puntos de dominio absoluto del Sevilla. Sin presencia de Oblak, pero sí con posesión y balones peligrosos sobre el área rojiblanca. Con Suárez con menos poderío físico, Simeone reaccionó y sacó a Saúl y a Joao Félix por Correa y Lemar. Y, al menos, el portugués comenzó conservando el balón, con lo que la segunda parte se equilibró convirtiendo el encuentro en un partido con pocas ocasiones, lo lógico entre los dos mejores equipos defensivos del campeonato


Saúl, del banquillo al gol

Y en una nueva jugada aislada, Saúl certificó la victoria rojiblanca después de completar una estupenda incursión de Marcos Llorente por la banda derecha. Como todos los campeones necesitan una pizca de suerte, En-Nesiry falló lo imposible en el minuto 80 y envió por encima del larguero un balón que tenía en completa franquía. Y aún hubo tiempo para que De Jong cabeceara al palo de Oblak. Pero ninguno de los dos balones entró y el Atleti sigue directo hacia un título de Liga para el que empieza a ser primer candidato.