| 20 de Marzo de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Los jugadores del Real Madrid, celebrando el gol de Dani Ceballos.
Los jugadores del Real Madrid, celebrando el gol de Dani Ceballos.

Del "tú a mí, me saludas" de Ancelotti a Rodrygo al perdón express de Tchouameni

La remontada del Real Madrid en Villarreal dejó, además de la reivindicación de Ceballos, un incidente con el técnico de por medio y la disculpa del galo, que prefirió ver la NBA.

| Agustín Díaz Deportes

Tuvo de todo la meritoria remontada del Real Madrid en Villarreal para seguir adelante en la Copa del Rey. Dentro del estadio de La Cerámica y fuera del recinto castellonense. En el plano deportivo, lo fundamental fue volver a comprobar cómo hay futbolistas en el equipo blanco que necesitan un descanso y como otros, especialmente Dani Ceballos, pero también Marco Asensio, merecen muchos más minutos y, posiblemente, un renovación. La participación del sevillano, a otra marcha, a un ritmo diferente de sus compañeros, fue fundamental para evitar un desastre que, este ya sí, habría hecho saltar las alarmas en el seno del Real Madrid. 

 

Uno de esos futbolistas que ha bajado alarmantemente su nivel es Rodrygo. Junto a Kroos, otro en horas bajas, fue sustituido por Ancelotti con el 2-0 en el marcador y no acogió el reemplazo de buen grado. Tanto como para que el técnico italiano, tan prudente él, le reprendiera la actitud con un concluyente "Tú a mí, me saludas" y con una bronca justo en el momento en el que Vinicius daba el primer paso para la remontada. 

 

El propio Vinicius también fue protagonista por las faltas que le hicieron, las caritas que puso y por un curioso enfrentamiento dialéctico que mantuvo con Pepe Reina, el veteranísimo portero del Villarreal, que ayer no fue titular, pero que sí jugó su particular partido desde la banda. En "homenaje" al cancerbero, la cuenta de Twitter del Real Madrid, habitualmente reservada y no dada a fuegos artificiales, empleó el ya mítico "Camarero", con el que Reina celebraba los títulos de la selección española cuando todos éramos un poquito más felices. 

 

Pero no todo quedó dentro del campo. Al comienzo de la segunda parte, y con el desastre madridista en plena ebullición, se desvelaba que Tchoaumeni, ausente del partido por lesión no se encontraba, precisamente, viendo el partido de su equipo, sino otro bien distinto. El galo estaba en París presenciando el directo el encuentro de la NBA que, en la capital francesa, disputaba los Pistons y los Bulls. Un gesto, cuanto menos, irrespetuoso, por el que el exjugador del Mónaco pidió perdón solo pasados unos minutos. 

 

"Pido disculpas a mi club, al cuerpo técnico, a mis compañeros y a la afición madridista por mi presencia en un evento a la hora que nos jugábamos mucho en la Copa. He estado atento en todo momento a lo que pasaba en Villarreal, pero no he hecho lo correcto. Lo siento mucho", lamentó Tchouameni en Twitter.