| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La atleta Marta Domínguez tras conseguir la medalla de plata en los 3.000 metros obstáculos en 2010.
La atleta Marta Domínguez tras conseguir la medalla de plata en los 3.000 metros obstáculos en 2010.

Palencia vive con deshonor el dopaje de su atleta Marta Domínguez

El PP se lo olía y retiró a Marta Domínguez de su lista al Congreso de los Diputados antes de que el Tribunal de Arbitraje hiciera publica su condena: 3 años de suspensión y adiós al oro.

| ESdiario Deportes

Ninguna defensa es válida. Ni la falta de fiabilidad del pasaporte biológico, ni el hipotiroidismo que supuestamente sufre la exatleta. Para el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), Marta Domínguez es culpable de violar el reglamento antidopaje y así lo hizo público a través de un comunicado en inglés que puede leer aquí.

La exatleta se enfrenta ahora a una sanción que va más allá de los tres años de suspensión: el escarnio público. Los fans de la deportista están decepcionados con el resultado de la investigación sobre las irregularidades en su pasaporte biológico. Tras mostrarle su apoyo durante los casi cinco años que ha durado la causa, los recursos y las declaciones de inocencia, se demuestra lo que nadie quería oír: Marta sí se dopaba.

El tribunal de Lausana, la más alta instancia judicial en el deporte, se lo confirmó a Domínguez que tendrá que olvidarse de las carreras ganadas entre el 5 de agosto de 2009 y el 8 de julio de 2013, período en el que se produjeron las irregularidades. La palentina dice un triste adiós al oro en los 3.000 metros obstáculos que la consagró como mejor atleta española de la historia en los Mundiales de Atletismo de Berlín en 2009. 

Marta Domínguez enamoró al deporte español con su eterna sonrisa y su inconfundible cinta rosa. En 2012 salió indemne judicialmente de la controvertida Operación Galgo, en la que acusaciones sobre tráfico de sustancias y dopaje salpicaron a otros deportistas españoles, pero su reputación deportiva se resintió ante la opinión pública. 

Un año después, en 2013, su nombre volvió a verse relacionado con irregularidades tras la denuncia de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) a la Federación Española. La IAAF consideró entonces que los valores sanguíneos presentes en su pasaporte biológico apuntaban un dopaje sanguíneo continuado. El Comité de Competición y la Jurisdicción de la Federación Española la declararon inocente pero tanto la Federación Internacional como la Agencia Mundial Antidopaje recurrieron la decisión del tribunal español. 

Los abogados de Domínguez se acogieron entonces a la falta de jurisdicción del TAS para juzgar el caso como resquicio legal a su defensa. Alegaron ante el juzgado número 7 de Palencia la violación de sus derechos fundamentales y el derecho a la intimidad para evitar que el TAS pudiera usar los datos biológicos de Marta. Pero el TAS ha ignorado esta medida cautelar que protegía a la palentina. 

Su última etapa en la política

Marta Domínguez se retiró de la competición profesional hace algunos años pero siguía participando en competiciones deportivas populares cuando su puesto de senadora se lo permitía. En las elecciones de 2011, Mariano Rajoy, la incluyó en la lista popular al Senado por Palencia y hasta la disolución de las Cámaras ha ocupado este puesto en representación de los palentinos. El desenlace a esta historia de idas y venidas llega justo un día después de que el Partido Popular decidiera excluirla de la lista al Congreso por Madrid por "motivos personales".

La incombustible Marta que le dijo a los españoles,"Esto me va a hacer más fuerte", tras su tropiezo en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 cuando rozaba la medalla, queda para la historia. El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, calificó la noticia de "triste" pero valoró que "las administraciones y los tribunales funcionan y que las reglas son para todos y hay que cumplirlas".

 El abogado que encabeza la defensa de la atleta, José Rodríguez, no está conforme con la resolución y ha anunciado que va a recurrir: "cuando analicemos el laudo, que tiene casi cien páginas, tomaremos una decisión", ha dicho.