| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Señal de desencanto de Leo Messi en un instante del partido ante el Olympique Lyonnais.
Señal de desencanto de Leo Messi en un instante del partido ante el Olympique Lyonnais.

Pochettino aún no se ha enterado de que entrena a Leo Messi en el PSG

El crack argentino puso cara de extrañeza y no quiso saludar a su compatriota cuando, sorpresivamente, fue sustituido en el derbi ante el Olympique Lyonnais cuando el marcador era 1-1.

| Agustín Díaz Deportes

Pochettino aún no se ha enterado a quien tiene a sus órdenes en el Paris Saint Germain. El técnico argentino retiró del campo a su compatriota Leo Messi en el minuto 75 del derbi ante el Olympique Lyonnais cuando el encuentro marchaba 1-1 y sin que el exjugador del Barcelona sufriera ninguna dolencia física. 

El cambio sorprendió a todo el mundo, aunque el que se quedó estupefacto fue el propio Leo Messi, que emprendió el camino de los vestuarios con un rostro de total extrañeza. Cuando se encontró con Mauricio Pochettino a la salida del césped no tuvo ninguna señal de acercamiento hacia él y ambos sostuvieron una brevísima conversación. 


En sustitución de Leo Messi entró el exmadridista Achraf al campo y el PSG acabó haciéndose con la victoria en el periodo de prolongación gracias a un postrero tanto del argentino Mauro Icardi. A la conclusión del encuentro, diversos jugadores del PSG, comandados por Neymar, que había inaugurado el marcador con un tanto de penalti, celebraron la victoria con los ultras del club parisino. Sin embargo, no hubo rastro de Messi que, a esas alturas, se encontraba en el vestuario de su equipo. 

Ya en la sala de prensa, Mauricio Pochettino justificó así el cambio de Messi. "Tomamos la decisión de quitar a Leo Messi por una posible lesión en el futuro. Se acercan partidos importantes y hay que protegerlo. Son decisiones que tomamos por el equipo. Todo el mundo sabe que tenemos grandes jugadores, tenemos que tomar decisiones. A veces puede resultar atractivo, otras un poco menos". Y el técnico argentino añadió: "Después del cambio le pregunté a Messi si estaba bien y estaba bien. Así que tranquilo".

Al ver la cara que ponía Messi en el momento de ser sustituido, quién más, quién menos, recordó lo que sucedió con el argentino cuando Luis Enrique entrenaba al Barça. Hubo una seria discusión entre ambos en Anoeta a principios de enero, tras la que el técnico cedió y el conflicto se cerró. Curiosamente, aquella temp0rada acabó con el último triplete que conquistó el Barcelona