| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Inglaterra hace historia y conquista su primera Eurocopa Femenina

Un gol de Kelly en la prórroga le da el título al equipo de Sarina Wiegman en una final muy igualada. Antes habían marcado Toone y Magull. Alemania paga la ausencia por lesión de Popp (2-1)

| Adrián A. García Deportes

Inglaterra ha conquistado la primera Eurocopa Femenina de su historia. Su Eurocopa. El conjunto británico ha culminado ante Alemania un campeonato perfecto en el que contaba con el aliciente de jugar como local. El gol de Kelly en la prórroga puso el broche de oro a un torneo redondo ante un Wembley entregado, con más de 87.192 espectadores en la grada.

La tensión de jugar una final se vivió desde el pitido inicial, y es que ambas selecciones estuvieron más preocupadas de no fallar que de acertar en sus acciones. Se presentaron en Wembley los dos equipos que menos goles habían encajado en esta Eurocopa, y esa faceta defensiva se impuso a la ofensiva.

El primer intento fue un remate de cabeza de White que detuvo Frohms. Inglaterra trataba de hacer daño con la velocidad de sus mujeres de banda y los centros al área, mientras que Alemania esperaba agazapada para salir a la carrera. La respuesta de las germanas a la primera ocasión local fue un disparo franco de Dabritz que sacó Bronze con la cabeza.

En el minuto 25, un saque de esquina de Alemania provocó un revuelo dentro del área pequeña inglesa que finalmente salvó Earps. Por el camino, el balón pudo haber tocado en la mano de una zaguera británica, pero la colegiada, a instancias del VAR, no señaló nada.

La última llegada de peligro corrió a cargo de Inglaterra en el 38. Internada de Mead por la banda derecha y su pase de la muerte lo remató alto White. En este tramo final de la primera mitad, las imprecisiones por parte de ambos equipos fueron constantes y el juego perdió fluidez.

Alemania volvió del descanso con una marcha más y en apenas cuatro minutos tuvo dos ocasiones muy claras para abrir el marcador. Primero, Wassmuth se presentó sola ante Earps, pero definió de forma muy tímida; después, Magull se revolvió dentro del área para disparar a centímetros del poste.

Pero el fútbol tiene estas cosas. Cuando mejor estaba Alemania y cuando Inglaterra estaba con diez por lesión de Mead, un envío largo perfecto de Walsh a Toone sirvió para que la delantera, con una vaselina preciosa, adelantara a las anfitrionas.

 

El cuadro germano fue con todo a por el empate y prácticamente a renglón seguido lo tuvo en una oportunidad doble. Magull percutió por el flanco derecho y su potente tiro se estrelló en el poste. El rechace le cayó en los pies a Schüller, pero forzada mandó la bola a las manos de una Earps que se encontraba fuera del marco. Y en el 79, la igualada. Magull, la más incisiva de su equipo ante la ausencia por lesión de Popp, empujó en el primer palo un centro raso de Wassmuth para llevar el partido a la prórroga.

 

En el tiempo extra, donde las fuerzas escaseaban, volvió el miedo a perder. Ninguna de las dos selecciones arriesgaba más de la cuenta y esperaban un fallo del rival para conquistar la Eurocopa. Y ese error llegó en el minuto 110. Un saque de esquina a favor de Inglaterra quedó suelto en el área alemana, ni Frohms ni Hendrich acertaron a despejar y Kelly metió la puntera para enviar el balón al fondo de la red. Wembley enloqueció y la Eurocopa se quedó en Inglaterra.