| 27 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Hernández de Cos
Hernández de Cos

El Banco de España avisa que queda mucha crisis y BBVA lo refrenda

El gobernador ha alertado de que la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19 está lejos de terminar y su impacto en el sector bancario y la economía todavía es una incógnita.

| Redacción Economía

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha alertado de que la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19 “está lejos de terminar” y el impacto que finalmente tenga sobre el sector bancario y sobre la estabilidad financiera se concretará “previsiblemente a medida que se eliminen las medidas de apoyo”.

Durante su discurso de inauguración de la Tercera Conferencia de Estabilidad Financiera, organizada por el Banco de España y por el Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI), el gobernador ha realizado una repaso por algunos de los aprendizajes que la pandemia ha dejado sobre la regulación bancaria.

Así, ha incidido en que el origen del ‘shock’ actual se ha debido a un elemento ‘exógeno’ y diferente, esto es, el virus de la Covid-19, al que llevo al desarrollo de Basilea III, en referencia a la crisis financiera global de 2008, si bien la regulación puesta en marcha “ha logrado su amplio objetivo de fortalecer y salvaguardar la resiliencia del sistema bancario”. Además, ha destacado la importancia de las medidas de apoyo monetario y fiscal puestas en marcha por gobiernos y supervisores, que “han limitado” el impacto de la crisis sobre el sector bancario.

La banca resiste

El gobernador ha afirmado que el sistema bancario mundial afrontó la crisis de la Covid-19 “con una base más resistente” que en comparación con el periodo previo a la crisis global financiera, al contar con niveles de capital y liquidez “más fuertes”, reforzados por las reformas de Basilea III. “Un año y medio después de la crisis, las posiciones de capital y liquidez de los bancos siguen siendo sólidas”, ha añadido.

De Cos también ha valorado de forma positiva las restricciones a los dividendos que se aprobaron en 2020, entre ellos, el del BCE

Así, a pesar de que durante el inicio de la pandemia algunos bancos “experimentaron tensiones financieras” cuando la liquidez del mercado se deterioró y los costes de financiación bancaria aumentaron, “ningún banco internacional ha quebrado hasta ahora o ha requerido de una financiación significativa del sector público”.

El BBVA también reduce sus previsiones

El servicio de estudios de BBVA también ha ajustado a la baja, y mucho, las expectativas de crecimiento de España para 2021 y 2022, desde el 6,5% y el 7,0%, hasta el 5,2% y el 5,5%, respectivamente.

En las nuevas cifras pesan diversos factores negativos por el lado de la oferta, como disrupciones en las cadenas de producción, el aumento del precio de la energía o el retraso en la ejecución de los fondos relacionados con el programa ‘NextGenerationEU’.

Asimismo, incorporan la inesperada caída de la productividad laboral y el atípico crecimiento de las importaciones de bienes en el segundo trimestre del año, tal y como se indica en el último informe ‘Situación España’, presentado por Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe de BBVA; Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico; y Miguel Cardoso, economista jefe para España. Aún así, la fortaleza que muestra el gasto de los hogares asegura que la recuperación continuará a corto plazo. 

En todo caso, desde BBVA apuntan a que la fortaleza que muestra el gasto de los hogares asegura que la recuperación continúa a corto plazo y considera que, de cara a 2022, será clave que las incertidumbres que ahora sobrevuelan al comportamiento de la actividad se vayan resolviendo favorablemente, aunque no está claro cuando.