| 18 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El FMI vuelve a dar un palo al crecimiento económico de España

En su nuevo informe, la institución monetaria sitúa a la invasión rusa de Ucrania como el principal obstáculo en el crecimiento de la económico europeo, con España a la cola de la lista.

| Carlos Nieva Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reducido por segunda vez consecutiva las previsiones de crecimiento de España dentro de una revisión general a la baja del PIB global para este 2022. A principios de año, el FMI ya empeoró sus perspectivas debido al aumento de casos por la pandemia, pero ahora lo hace por el impacto de la guerra entre Ucrania y Rusia, conflicto que está generando un shock de oferta que presiona al alza los precios. 

Las cifras del FMI están por debajo de las pronosticadas por el Gobierno español. En 2022 se prevé que la la economía española crecerá un 4,8%, un punto menos respecto al World Economic Outlook (WEO) de enero y 1,6 puntos menos respecto al de octubre de 2021.

En estas fechas, el organismo vaticinaba un sólido crecimiento del 6,4% del PIB para la economía nacional, ya que no contaba con la aparición de la variante ómicron o la invasión de Rusia. Mientras que en 2023, el FMI prevé un avance del PIB del 3,3% en España, 0,5 puntos menos respecto al informe de enero, aunque 0,7 puntos más respecto al de octubre de 2021.

La zona euro se ve afectada

El encarecimiento y la seguridad energética son los dos factores derivados de la guerra de Ucrania que están causando grandes efectos sobre las economías europeas. "El principal canal a través del cual la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia afectan a la economía de la zona del euro es el aumento de los precios mundiales de la energía y la seguridad energética”, señalan los economistas del FMI.

De esta forma, para España, el FMI proyecta una inflación del 5,3% en 2022 y del 1,3% en 2023. En el caso de la zona euro, el mayor recorte es para Alemania, que crecerá un 2,1%, 1,7 puntos menos de lo esperado cuando echó a andar 2022. Lo mismo ocurre con Italia, con una previsión del 2,3%, perdiendo 1,5 puntos respecto a la anterior. 

La guerra en Ucrania y la alta inflación han llevado al FMI a rebajar en ocho décimas su anterior previsión de crecimiento de la economía mundial para 2022, hasta situarse en el 3,6%, frente al 4,4% que pronosticó en enero pasado. Pierre Olivier Gourinchas, economista jefe del FMI, ha destacado que "la guerra se suma a la serie de shocks de oferta que han afectado a la economía mundial en los últimos años. Al igual que las ondas sísmicas, sus efectos se propagarán por todas partes, a través de los mercados de materias primas, el comercio y los vínculos financieros”.

Por supuesto, los países involucrados en la guerra se han visto afectados en estos resultados. Según las proyecciones, la economía rusa se contraerá un 8,5% en 2022 y un 2,3% en 2023. Respecto a Ucrania, los economistas señalan que "Para 2022, se espera que la economía ucraniana se contraiga un 35%”.

Impacto en otras grandes potencias

Las previsiones también se han visto rebajadas en otras grandes potencias como Reino Unido, que según el FMI  crecerá un 3,7% en 2022, un punto porcentual menos de lo que estimaba en enero. Sin embargo, el crecimiento proyectado para 2023 es del 1,2% frente al 2,3% estimado en enero. 

Mientras tanto en Estados Unidos no sufren tanto, siendo de un 3,7% para 2022 y de un 2,3% para 2023, en ambos casos tres décimas menos que en enero. "Las previsiones para EEUU ya se rebajaron en enero, debido en gran medida a la no aprobación del paquete de medidas de política fiscal Build Back Better y a las continuas interrupciones de la cadena de suministro", exponen los economistas del instituto.

En el caso de China, el FMI tampoco corrige en exceso las previsiones pese a las consecuencias de los cierres por covid que están paralizando el país. Para 2022 se estima un crecimiento del 4,4% y para 2023 del 5,1%, cuatro y una décimas menos que en enero.