| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El "tope ibérico" arranca con mal pie, la electricidad es hoy más cara que ayer

La entrada en vigor del "tope ibérico" al precio de la electricidad se estrena con una mínima bajada en el precio de la luz, un exiguo 6%, y que además sólo afectará a algunos clientes.

| Rodrigo Martínez Economía

Hoy se ha fijado un precio en el mercado mayorista de la electricidad de 165 euros, a lo que hay que sumarle el cargo que pagará la demanda por subvencionar al gas. Según OMIE - Operador del Mercado Ibérico de Energía-, será de 59 euros de media. Este coste, que se calcula de manera horaria, puede llegar a rebasar incluso los 78 euros. De esta forma, el precio que pagarán los clientes de la tarifa regulada será de 224 euros de media, lejos de las aspiraciones del gobierno.

El precio sin aplicar el cap al gas hubiese sido de 237 euros, lo que supone entonces una rebaja sólo de 6% para los clientes vinculados al PVPC. No obstante, los grandes perjudicados serán las empresas que tengan un contrato a precio fijo y lo hayan renovado desde finales de abril, que sufrirá un recargo de media de casi 60 euros.

De esta manera, se pasa de una rebaja estimada del 23 % a una de tan solo el 6 %. El motivo, según explica OMIE, está en que a los 165,59 €/MWh se le han de añadir 59,3 euros de media por la compensación a las plantas de ciclo combinado. Así, en el primer día con el tope al precio del gas en vigor, la factura del miércoles, de 224 €/MWh, será superior a la de este martes, que ha alcanzado los 214,05 euros/megavatio hora sin medidas extraordinarias de por medio. Una subida en torno al 5%.

Los consumidores con tarifa regulada o PVPC -entre ellos, los beneficiarios del bono social eléctrico- junto con aquellos que tienen contratos indexados al precio del mercado mayorista son los que notarán inmediatamente los efectos del límite al gas, un mecanismo que estará en vigor hasta el 31 de mayo de 2023.

En España, la luz afronta su caída más abrupta en un mes, pero se encuentra todavía muy lejos de los 85,19 €/MWh de mediados de abril, cuando alcanzó su precio más bajo desde el comienzo de la guerra en Ucrania. Eso sí, dista aún más del máximo del pasado 8 de marzo, fecha en la que estuvo cerca de romper con los 545 €/MWh.

La Comisión Europea aprobó la pasada semana definitivamente la excepción ibérica que permitirá a España y Portugal limitar el precio del gas. El Ejecutivo comunitario estima que la medida, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2023, tendrá un coste total de 8.400 millones de euros, de los cuales 6.300 millones corresponderán a España y 2.100 millones, a Portugal.

De esta forma, Bruselas da su visto bueno al mecanismo diez semanas y media después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro de Portugal, António Costa, consiguieran en una cumbre que el resto de líderes reconociera las particularidades de la península ibérica para hacer frente a la escalada de precios energéticos.