| 27 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz en sus escaños.
Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz en sus escaños.

Yolanda Díaz ficha a una experta para desarmar a Calviño en la guerra del SMI

La ministra de Trabajo ha encargado a la catedrática Sara de la Rica un estudio sobre los beneficios de ésta y futuras subidas del salario mínimo, para cargarse de razones.

| Ana Martín Economía

Yolanda Díaz ha echado mano de un arma secreta en su batalla contra Nadia Calviño, la patronal e incluso el Banco de España por la subida del salario mínimo interprofesional (SMI); no solo la que ultima el Gobierno con los sindicatos para lo que queda de 2020, sino para las sucesivas que vendrán hasta 2023, puesto que Pedro Sánchez quiere cumplir con la Carta Social Europea. Ésta recomienda que para entonces el SMI en los países miembro sea el 60% del salario medio, como poco. 

La ministra de Trabajo ha fichado a la catedrática de Economía en la Universidad del País Vasco Sara de la Rica, una experta en el análisis y evaluación de las políticas activas de empleo sobre las clases más bajas, como también su impacto en la brecha de género. 

La catedrática de Economía Sara de la Rica.

 

Lo que pretende la vicepresidenta Díaz es cargarse de razones ante la vicepresidenta económica y, quienes como Calviño, sostienen que la subida del SMI tiene un impacto negativo en la recuperación económica.

Llámense Antonio Garamendi, el presidente de la CEOE, o Pablo Hernández de Cos, el gobernador del Banco de España. Organismo que en junio emitió un informe muy duro según el cual la subida del SMI a 900 euros del año 2019 provocó que la creación de empleo en ese año creciera entre el 0,6 y el 1,1% menos de lo que debería. 

 

Según ha podido saber ESdiario, la Dirección General de Trabajo ha contratado a De la Rica a través de la fundación que la catedrática dirige, ISEAK. La ministra de Trabajo le ha pedido que a lo largo de este trimestre elabore un estudio sobre los efectos positivos de las sucesivas subidas del SMI en el mercado laboral. 

En concreto, en las personas que no trabajan a jornada completa, en las brechas de género y en la disminución de la desigualdad entre los que tienen los sueldos más bajos. Con ese estudio pretenden contrarrestar las voces que alertan de los peligros de cargar más costes laborales sobre las espaldas de los empresarios.

El comité de expertos 

De la Rica ya formó parte del comité de expertos que creó Díaz para determinar el mejor ritmo anual de subida del SMI hasta 2023 para cumplir con la Carta Social Europea. En junio el comité entregó sus resultados, con tres opciones en función de lo que suban los sueldos medios: 19 euros en 2021 y 40 euros tanto en 2022 como en 2023; o 15 euros en 2021 y 31 euros tanto en 2022 como en 2023; o 12 euros en 2021, 24 euros en 2022 y 25 euros en 2023. 

La ministra de Trabajo y su equipo saben que tienen al enemigo en casa: en el mismo Consejo de Ministros. Especialmente en el Ministerio de Asuntos Económicos, aunque no solo. Pero desde el departamento de Díaz recuerdan, marcando territorio, que es a Trabajo al que le corresponde "una vez consultados los agentes sociales, proponer al Gobierno la subida anual del salario mínimo". 

Sin ir más lejos este jueves Calviño negó que hubiera un acuerdo cerrado con los sindicatos en 15 euros de subida (con carácter retroactivo desde el 1  de septiembre) después de que Trabajo y los sindicatos lo hubieran dado por hecho.