| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, saluda al líder de la CEOE, Antonio Garamendi.
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, saluda al líder de la CEOE, Antonio Garamendi.

El informe que noquea a Díaz: la subida del SMI destruirá 130.000 empleos

Los pequeños y medianos empresarios dan la voz de alarma después de que Sánchez haya comfirmado que subirá el salario mínimo sin el acuerdo de la CEOE y los autónomos.

| M.B Economía

Los empresarios han dado este martes la voz de alarma. Subir el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta 1.000 euros al mes por catorce pagas en el año 2022, con un aumento intermedio de 19 euros este año -como pretende la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz-, hasta los 969 euros mensuales, tendría un impacto negativo sobre el empleo de entre 60.000 y 130.000 puestos de trabajo desde su entrada en vigor hasta 2023, según un estudio de Randstad Research en colaboración con Cepyme.

Este impacto sobre el empleo incluiría tanto los puestos de trabajo que se destruirían por esta subida del SMI como los no creados como consecuencia de la misma. Más de la mitad de los empleos que desaparecerían con esta medida podría concentrarse además en los sectores de hostelería y comercio, los más dañados con la actual crisis, según el citado informe.

La hipotésis de subida del SMI planteada en este estudio no es casual. El Gobierno planteó hace unos días subir esta renta mínima hasta un máximo de 19 euros para este año, lo que implicaría un aumento del 2% respecto a la cuantía vigente actualmente (2%).

Los sindicatos, que piden un alza mayor para este año (de 25 a 30 euros) aceptarían esos 19 euros si en 2022 el SMI sube hasta los 1.000 euros por catorce pagas. Y Pedro Sánchez garantizó este lunes en su entrevista en TVE ese incremento pese al rechazo de los empresarios.

En total, sumando los importes de 2021 (19 euros) y de 2022 (31 euros), el SMI tendría que aumentar 50 euros para llegar a 1.000 euros mensuales por catorce pagas en 2022, lo que implicaría un aumento relativo del 5,3% respecto a la cuantía actual de 950 euros mensuales.

Un aumento acumulado del SMI del 5,3% en 2021 y 2022 supondría que el salario mínimo se habría revalorizado más del 52,6% desde 2016, según el informe. El compromiso del Gobierno es situar el salario mínimo en el 60% del salario medio en 2023.

Precisamente, sobre esta cuestión, el estudio señala que elevar el salario mínimo hasta los 969 euros mensuales llevaría a que al menos 9 comunidades autónomas registraran una proporción superior al 65% del salario medio; estaría por encima del 60% en doce comunidades, y sobrepasaría el 73% en dos de ellas.