| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Precio Vivienda
Precio Vivienda

Los precios se disparan en enero muy por encima de lo que dice el BCE

El INE confirma una subida de los precios del 6,1%, cuatro décimas más de lo que recomienda el Banco Central Europeo y una más que lo que decía el dato adelantado.

| ESdiario Economía

El Banco Central Europeo había marcado un objetivo de inflación del entorno del 2%, pero la realidad de la economía deja esa estimación como una utopia. El INE destaca que entre los bienes y servicios que han influido más en este dato de inflación están la vivienda, cuya variación anual del 18,1% es relevante, o la subida de los precios del gas, mayor este mes que el año anterior.

Alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúa su tasa en el 4,8%, dos décimas inferior a la del mes anterior, debido a que los precios de las legumbres y hortalizas y del agua mineral, refrescos, zumos de frutas y vegetales subieron el año pasado más que este mes. 

Destacan también, los aumentos de los precios del pan y cereales y de los aceites y grasas, que se mantuvieron estables el año pasado. También se refiere al apartado ‘Ocio y cultura’, que desciende su variación cinco décimas, hasta el 1,2%, a consecuencia de que los precios de los paquetes turísticos bajan este mes más que en 2021.

Entre los grupos analizados que han tenido mayor influencia en la subida de precios están también el vestido y calzado, con una tasa del 3,7%, casi tres puntos mayor que la del mes anterior, causada porque los precios de todos sus componentes descienden este mes menos que el año anterior; o el transporte, cuya variación se sitúa en el 11,3%, cuatro décimas por encima de la registrada en diciembre, debido a que los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales suben este mes más que en enero de 2021.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta tres décimas, hasta el 2,4%. Es la más alta desde octubre de 2012 y se sitúa más de tres puntos y medio por debajo de la del IPC general.