| 01 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El 80% del consumo eléctrico en España es a precio fijo

Sólo un 20% pertenece a la tarifa regulada que es la fijada en función de los precios mayoristas internacionales, precios que se han disparado por culpa del gas y de los combustibles.

| ESdiario Economía

La prensa del movimiento, afín al Gobierno, cargó en su día contra Endesa, Iberdrola y otras compañías del sector. Se trataba de una clara estrategia de la administración conducente a librarse de la carestía de la luz. Estrategia de la que ya ha reculado el Gobierno de la Nación dejando a estos periodistas en fuera de juego y con cara de no haber entendido nada.

Un vídeo elaborado por estudiantes deja en evidencia a aquellos que han mentido contra las eléctricas. Según sus hipótesis la culpa del precio de la electricidad la tienen las empresas gasistas y no las eléctricas. En realidad la culpa del precio de la electricidad, de la fabricación de azulejos, del transporte y hasta de la producción de casi todos los productos químicos.

Hay otra buena explicación del mercado marginalista con melones. Un frutero compra melones de la misma calidad y adquiere primero los más barato: a 3 euros. A esa hora el precio es de 3 euros. Al mediodía, en una determinada hora, le siguen demandando melones siendo insuficientes los de 3 y adquiere los de 4 euros, de tal manera que pone el precio a 4, porque si los pusiera por menos tendría pérdidas y no los compraría. En esa hora, y solo en esa hora, porque los precios se fijan en el sector eléctrico por horas, se pagan a 4 euros.

Es un simple ejercicio para demostrar que si en un determinado momento de las siete de la mañana, cuando la producción es sólo nuclear, encendemos la luz, la central genera la electricidad que demandamos al precio nuclear en esa hora (barato). Pero si encendemos nuestro cuarto a las 20 horas, tenemos que comprar los melones más caros y en esa hora el precio de la luz es el más caro también. Por eso la Unión Europea recomienda el mercado marginalista.

Porque lo que verdaderamente ha aumentado de precio ha sido el gas y la gasolina. De hecho, el aumento del precio del gas ha supuesto que las empresas de azulejos estén al borde de la quiebra. El gas ha encarecido el transporte, los azulejos, la electricidad.

La eléctricas tienen un 80% de la demanda cubierta con precios fijos, luego si les sube el precio de sus compras de gas para producir electricidad y mantienen precios fijos a sus clientes, entran en pérdidas. Mientas las gasistas amplían sus márgenes y sus beneficios. No en vano las eléctricas han visto caer sus beneficios el tercer trimestre, mientras las productoras de gas los elevaban.