| 28 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Medgaz
Medgaz

El gas tensiona la factura de la electricidad

El gas natural es una de las materias primas que más afecta en el precio de la factura eléctrica que finalmente pagan los consumidores, y el último conflicto diplomático lo encarece aún más.

| ESdiario Economía

La decisión de Argelia de cerrar el gasoducto Magreb-Europa, que atraviesa Marruecos y el mar Mediterráneo para entrar en España por Cádiz, obligará a España a aumentar las importaciones de gas natural por barco en un entorno en el que conseguir una naviera que lo haga es harto complicado por la enorme competencia internacional, lo cual implicará un sobrecoste directo de más de 200 millones de euros sobre esta materia prima de la que tanto dependemos.

La instalación ahora cerrada era responsable del 45% del gas que entra en España desde Argelia, y aunque el país se ha comprometido a aumentar el tránsito por el otro tubo que les conecta con la península Ibérica, el Medgaz, por el que pasan 8.000 millones de metros cúbicos anuales, no sería suficiente. Con la ampliación en marcha, esta infraestructura podría llegar a transportar un máximo de 10.000 millones de metros cúbicos, por lo que aún faltarían otros 4.000 más para cubrir las necesidades de consumo que tenemos. 

Ante este panorama los expertos coinciden en señalar que el actual panorama alcista de precios ese va a mantener hasta bien entrado 2022. El gobierno insiste en que el abastecimiento de gas para España no corre peligro, ya que el 60% del gas que consumimos nos llega por vía marítima y los equipos están preparados para el momento de tensión que llega. El problema es que el coste del gas natural se ha encarecido hasta multiplicarse casi por cinco en el último año por la competencia de otros países del norte de Europa que están haciendo acopio por si el invierno llega más crudo de lo previsto.

Con todo, a los rumores sobre una posible crisis de suministro, apagones incluidos, el gestor técnico del sistema gasista español y el principal transportista de este combustible en la península Ibérica, Enagás, participada en un 5% por el Estado, ha respondido con un mensaje de tranquilidad: “No hay indicios objetivos de una situación de falta de suministro gasista en los próximos meses”. España cuenta con unos volúmenes almacenados superiores a los de ejercicios anteriores y suficientes para cubrir íntegramente las necesidades durante 40 días. Y las plantas regasificadoras operan sin incidentes.

Es por ello que los clientes deben estar tranquilos, revisar su instalación de gas y disfrutar de las ventajas de este combustible, que aporta una mejor distribución, elimina los problemas de almacenaje, tiene una mayor resistencia al frío y reduce las emisiones que producimos desde nuestro hogar. Ya sea para la calefacción, para el agua caliente o para alimentar nuestra cocina, el gas natural es la opción más sostenible.