| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Francia pide sobriedad energética

Los directores de las tres principales empresas energéticas galas instaron este domingo a los franceses a reducir el consumo por las fuertes tensiones que sufre el sistema energético europeo

| ESdiario Economía

En una tribuna publicada este domingo en el semanario Le Journal du Dimanche (JDD), la directora general de Engie, Catherine MacGregor, el presidente de EDF, Jean-Bernard Lévy, y el presidente de TotalEnergies, Patrick Pouyanné, consideran que la sobriedad energética es una "urgencia" ante el aumento de los precios de la energía.

"El sistema energético europeo está sometido a fuertes tensiones desde hace meses, y el sistema francés no se libra. Los suministros de gas ruso por gasoducto han disminuido considerablemente en algunos países, entre ellos Francia", arranca la misiva en la que avisan de que los niveles de alerta de las reservas de gas son ya elevados en algunos países y ha obligado a imponer medidas de racionamiento.

La capacidad de producción de electricidad está también bajo presión y las condiciones meteorológicas y la sequía reducen la generación de energía hidroeléctrica

"La mejor energía es la que no se consume", continúa la columna en la que los tres directivos hacen un llamamiento a empresas y particulares a limitar de forma inmediata el consumo energético, eléctrico, de gas y de petróleo. "El esfuerzo debe ser inmediato, colectivo y masivo. Cada gesto cuenta. No nos equivoquemos, ahorrar energía es aumentar el poder adquisitivo y así reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", defienden.

Engie, EDF y TotalEnergies creen que empezar a actuar desde este verano servirá para estar mejor preparados a hacer frente al próximo invierno y preservar las reservas nacionales de gas.

"El aumento de los precios de energía que surge de estas dificultades amenaza nuestra cohesión social y política, y tiene un fuerte impacto en el poder adquisitivo de las familias", consideran. La dependencia de Francia del gas ruso es relativamente baja en comparación a otros países, como Alemania, pues tan solo el 17 % del gas que consume procede de Rusia, pero para empresas como Engie supone el 20 % de sus suministros, lo que la ha llevado ya estos meses a empezar a girarse hacia la compra de gas natural licuado.