21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo

El drama del paro deja atrás a más de medio millón de personas desde la pandemia

Ni el empuje de este mes de mayo, sirve para remontar unas cifras que son demoledoras, 3,7 millones de personas no tienen empleo, a las que hay que añadir más de medio millón en ERTE.

| Andrea Jiménez Economía

El paro sigue siendo uno de los grandes dramas del país. Las cifras de desempleados continuan disparadas, con 3,7 millones de personas que buscan trabajo y no lo encuentran, a los que hay que añadir las 542.142 que aún siguen en ERTE. 

Ni siquiera el empuje de este mes de mayo permite lanzar las campanas al vuelo y hablar de recuperación. La relajación de las restricciones y la llegada de la temporada de verano han permitido una gran bajada en las cifras, pero el miedo a un nuevo repunte del virus sigue acechando.

 El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 129.378 desempleados en mayo (-3,3%), su mayor retroceso mensual de toda la serie histórica, que se inicia en 1996, según datos publicados este miércoles por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Con el avance del paro en mayo, que pone fin a dos meses consecutivos de ascensos, de manera que el volumen total de parados alcanzó al finalizar el quinto mes del año la cifra de 3.781.250 desempleados, su cifra más baja desde finales del verano pasado, pero lejos todavía de las cifras anteriores a la pandemia, ya que en febrero de 2020 había 3.246.047 personas sin trabajo.

El sector servicios mejora su situación

Sin embargo, a esta cifra, que no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados, hay que añadir a otras 542.142 personas que se encuentra acogidas a esta situación.

En términos desestacionalizados, el paro registrado bajó en mayo en 29.428 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 76.526 personas, lo que supone casi un 2% más.

El paro disminuyó en mayo en todos los sectores, especialmente en servicios, donde se redujo en 93.327 personas (-3,4%), seguido del colectivo sin empleo anterior (-9.344, -2,6%); la industria (-9.403 parados, -3%); la agricultura (-9.155, -4,8%) y la construcción (-8.149, -2,7%). Por lo que la dependencia, de nuevo, de la temporada de verano, obliga a ser cautos para esperar que esta bajada del desempleo pueda consolidarse más allá del próximo mes de septiembre.

Por su parte, en lo que se refiere a los ERTE, estos también han protagonizado su descenso, ya que hay 95.439 trabajadores menos que en abril. Según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el avance de la campaña de vacunación y la relajación de las restricciones administrativas para combatir el Covid han contribuido al descenso de trabajadores en ERTE.

Más de medio millón en ERTE

De los 542.142 trabajadores que estaban en un ERTE en mayo, 166.817 pertenecen a las 'antiguas' modalidades de ERTE, sin exoneraciones a la Seguridad Social, mientras que cerca del 70% (375.325 trabajadores) están incluidos en las nuevas, las que se pusieron en marcha a partir del 1 de octubre y que conllevan exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Dentro de esas nuevas modalidades, 227.431 trabajadores se encuentran en ERTE con exoneraciones especiales para sectores 'ultraprotegidos' y su cadena de valor, mientras que 15.302 se encuentran en un ERTE de impedimento de la actividad y 132.592 en un ERTE de limitación de actividad.

Dos actividades, de las cien registradas, concentran el 45% de las personas en ERTE: servicios de comida y bebidas (hostelería), con 153.616 trabajadores en ERTE, y servicios de alojamiento, con 90.689 trabajadores protegidos, dejando en evidencia que la hostelería y la restaración siguen siendo los sectores más dañados por la crisis.

De esta manera, según los datos del Ministerio de Trabajo, el gasto en prestaciones alcanzó los 2.500 millones de euros en el mes de abril (último dato disponible), de los que 632 millones correspondieron a prestaciones para trabajadores en ERTE.