| 27 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La recuperación se frena por los problemas de abastecimiento

Un 90% de la producción industrial alemana, y un 45% de la española, se ha visto afectada por los cuellos de botella del sector manufacturero. Transporte y comercio, en alerta.

| ESdiario Economía

La falta de materiales y los problemas de abastecimiento que viene padeciendo la industria podría propagarse a los servicios. En ese caso, según alerta el Banco de España, los sectores más afectados serían, además del comercio, otros como el transporte, pero también algunos servicios profesionales. Una espiral de falta de componentes y recuperación de la demanda, que, tras poner en jaque la fabricación de coches y de ordenadores en todo el mundo, amenaza con lastrar la recuperación y el empleo, si no se logra recuperar la normalidad con brío.

El Banco de España alerta de que los problemas de escasez de componentes básicos en la industria manufacturera europea, que han afectado especialmente a Alemania, y en general a la industria del motor, y provocado un incremento de precios, podrían agudizarse en el futuro y trasladarse incluso a otras ramas, como los servicios, frenando la capacidad de recuperación de la economía de España y toda Europa.

Los cambios en los patrones de consumo y la acelerada digitalización de hogares y empresas motivada por la pandemia han disparado la demanda —y los precios— de componentes eléctricos y electrónicos, y de materias primas, especialmente al intensificarse la recuperación de la economía, advierten los autores del análisis Los cuellos de botella del sector manufacturero de la zona del euro Iván Kataryniuk, Ana del Río y Carmen Sánchez Carretero.

Una recuperación de la demanda que ha derivado en demoras en el plazo de entrega de proveedores, que afectaron en julio al 40% de las empresas de la industria manufacturera europea, un máximo histórico, frente al 7% del año anterior.

En Alemania, el 70% de las empresas industriales se vieron afectadas. En España, un 22%, según datos de julio de la Comisión Europea, Markit y el propio Banco de España.

En principio las ramas más afectadas fueron las de los vehículos a motor, fabricación de material y equipos eléctricos, de productos informáticos y electrónicos; cauchos, plásticos y la industria química.

Sin embargo, estas restricciones se han ido trasladando al resto de la economía, especialmente en Alemania, pero también en Italia y España, donde, en términos de PIB industrial, resultó afectada un 90%, 75% y 45% de la producción manufacturera, respectivamente. Un “alto grado de propagación” que ha terminado causando un frenazo de la producción, “muy acusada” en el motor de la zona euro.

Aumentarán los precios

Debido a la falta de material, los precios han crecido. Y las empresas no descartan que estas presiones inflacionistas “se prolonguen o agudicen en el futuro”, señala el informe de acuerdo a encuestas que contestaron las propias compañías. Finalmente las expectativas de subidas de precios son “más intensas” en los sectores sujetos a mayores restricciones, concluye el informe.

“La falta de material o de equipo están impidiendo que las empresas manufactureras de la UEM puedan responder plenamente a la rápida recuperación de la demanda, lo que podría lastrar el proceso de recuperación económica”, sentencia.

Los servicios que pueden sufrir con más probabilidad estos cuellos de botella, por efecto de la propagación, son el transporte, el comercio al por mayor y algunos servicios profesionales, culmina.

Sin embargo, “cabe esperar”, concluye, que estos problemas presenten “una naturaleza fundamentalmente transitoria y se disipen paulatinamente a medida que la demanda se normalice y la oferta se adapte”.

“Un mayor grado de persistencia de ellos podría suponer crecientes presiones al alza en los precios”.