09 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Las reformas financiera y laboral son la clave de nuestra recuperación

De Guindos pide mantener la solvencia bancaria y la competitividad para que España vuelva a crecer. Apuesta por incrementar el tamaño de las empresas y mejorar la gobernanza económica.

| Redacción Economía

La recuperación de España, uno de los países más golpeados por la crisis de la Covid-19, debería venir desde el sector exterior, aprovechando el tirón de la recuperación mundial, para lo que será clave mantener la solvencia del sector bancario y la competitividad de la economía, impulsadas por las reformas financieras y laborales implementadas en el pasado, lo que permitiría retornar a tasas de crecimiento del PIB del 2% y el 3%, según ha señalado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.

Durante su intervención en un seminario digital organizado por la Asociación Española de Consultores de Empresa (AECEM), Guindos ha recordado que las dos grandes reformas acometidas durante la anterior crisis, coincidiendo con su época como ministro de Economía y Competitividad, fueron el saneamiento del sector bancario, que despejó las dudas sobre las entidades españolas, y la recuperación de la competitividad, muy vinculada a la reforma del mercado laboral y otras medidas estructurales.

«Esos dos factores están actualmente presentes en la economía española», ha destacado Guindos al subrayar que el sector bancario español no genera dudas y ha podido seguir otorgando crédito, mientras que la economía española sigue siendo competitiva, con un superávit de cuenta corriente de la balanza de pagos.

«La recuperación en este caso tienen que venir otra vez por el sector exterior; va a haber una recuperación mundial y cuando el sector de exportaciones de bienes y servicios como el turismo se vaya recuperado tiene que ser la principal fuente de crecimiento en España, no solo desde un punto de vista de cifras a corto plazo, sino del mantenimiento a medio y largo plazo», ha indicado.

De este modo, en el caso de España ha señalado que las dos claves para la recuperación de la crisis y recuperar los niveles de renta previos pasan por mantener la solvencia del sector bancario, donde se están llevando a cabo procesos de consolidación para mejorar la rentabilidad, así como mantener la competitividad de la economía española para aprovechar el tirón de la economía mundial.

«Si esas dos cuestiones se consiguen, no tengan ni la más mínima duda de que el crecimiento español se sostendrá en el tiempo y se volverá a cifras del 2% y el 3% como las de los años anteriores que permitirán reducir la tasa de paro», ha añadido.

Por otro lado, el vicepresidente del BCE ha señalado la importancia de incrementar el tamaño de las empresas, puesto que en España la escala media de estas es muy pequeña y eso las hace muy dependientes del crédito bancario, con un nivel de capitalizacion relativamente reducido, «y eso hace incluso que la gobernanza económica de la empresa no sea la más adecuada, con empresas familiares y escaso capital y dificultades de un buen gobierno corporativo».

A este respecto, ha señalado que la existencia de normativas muy distintas que fragmentan mercados hace muy difícil crecer a las empresas, advirtiendo de que se trata de una cuestión básica porque las divergencias también se están viendo en la distinta capacidad de afrontar la crisis de las empresas grandes y las pequeñas.