20 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

El gobierno aprueba un plan insuficiente para el turismo y la hostelería

Los contribuyentes tan solo podrán aplazar deudas tributarias hasta octubre de 2021 y los arrendadores tendrán acceso a incentivos fiscales siempre que bajen la renta a los establecimientos.

El Consejo de Ministros ha aprobado un plan por importe de 4.220 millones de euros para impulsar la recuperación de la hostelería, el comercio y el turismo, que figuran entre los sectores más afectados por la pandemia. Pero por mucho que la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero diga que están entre los que «más han arrimado el hombro», el sector al completo lo considera insuficiente.

Estas ayudas se llevarán a cabo rebajando la factura fiscal, moratoria de pagos o disminuyendo el coste de personal con exoneraciones a la Seguridad Social. Sobre el arrendamientos de locales de negocios, se establece que en el caso de que el arrendador sea un gran tenedor (10 o más locales) si las partes no llegan a un acuerdo, podrá optar entre una quita del 50% o un aplazamiento del pago hasta cuatro meses después de la finalización del estado de alarma.

 El pago aplazado de estas rentas se podrá realizar durante un periodo de dos años a contar desde la finalización de la moratoria. Para el resto de arrendadores de locales se establece un incentivo fiscal, de forma que las personas físicas que alquilan a estos sectores acuerden voluntariamente rebajas en la renta arrendaticia correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo de 2021, permitiendo computar como gasto deducible para el cálculo del rendimiento del capital inmobiliario la cuantía de la rebaja de la renta acordada durante esos meses.

Más avales y aplazamientos

El Gobierno también ha ampliado la carencia de los préstamos avalados por las líneas ICO y por las sociedades de garantía recíproca (SGR) de las distintas comunidades autónomas con reafianzamiento de Cersa, así como de su periodo de amortización. Se crea un nuevo tramo de la línea de avales del ICO para pymes y autónomos del sector turístico, hostelería y actividades anexas, dotado con 500 millones de euros y con hasta un 90% de garantía.

Esta permitirá obtener financiación a empresas afectadas por la crisis como las agencias de viajes, el transporte discrecional y el sector de alojamientos, al incrementarse la garantía pública de los avales en 10 puntos respecto a la línea ICO Covid-19.

Y se aprueba un nuevo aplazamiento de 6 meses, con tres de carencia de intereses, de deudas tributarias correspondientes a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive. En lugar de ingresar en abril las deudas, se hará en octubre.

De esta forma, se evitan las posibles tensiones de tesorería que puedan experimentar las pymes y autónomos. El importe potencialmente aplazado ascendería a unos 2.668 millones€ y se beneficiarían unos 617.000 contribuyentes, de los cuales unos 92.000 son del sector Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) y 68.000 de comercio al por menor.