22 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La foto de equipo con la que Ana de la Cueva se ha despedido del Ministerio.
La foto de equipo con la que Ana de la Cueva se ha despedido del Ministerio.

Moncloa culpa al "carácter difícil" de Calviño del reguero de bajas en Economía

El equipo de Sánchez trata de ocultar las humedades en el área económica en medio de un goteo de dimisiones. Especialmente la de la número dos de Economía, imputada en el caso Plus Ultra.

| Ana Martín Economía

El monclovismo ha hecho correr rápido la especie de que Nadia Calviño tiene un "carácter difícil" y que es "muy complicado" trabajar con ella para disimular, o al menos justificar, el goteo de bajas que se está produciendo en el área económica del Gobierno una vez enviado a Bruselas el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, según ha constatado ESdiario.

Un goteo que Pablo Casado ha calificado de "desbandada" y que ha provocado una seria humedad en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Sobre todo tras la dimisión de la mano derecha de Calviño, Ana de la Cueva, hasta ahora secretaria de Estado de Economía e imputada por el rescate de la aerolínea Plus Ultra

 

En un primer momento La Moncloa trató de parar el golpe aduciendo "motivos personales" de De la Cueva para no reconocer problemas en el Gabinete ni que el escándalo de Plus Ultra pesa como una losa, pero no fue suficiente. Porque está demasiado visto: cuando el equipo económico del entonces vicepresidente económico Pedro Solbes se desmoronó en la anterior crisis, también las salidas de su número dos, David Vegara, y otros altos cargos de Economía fueron tapadas con el tupido velo de los "motivos personales". 

En vista del fracaso del argumentario, desde el entorno de Pedro Sánchez han optado por cambiar la versión y culpar a la "personalidad" y a los "métodos de trabajo" de Calviño de que hayan dimitido no solo la secretaria de Estado de Economía, sino también la jefa de Gabinete de De la Cueva. Desde el entorno de la vicepresidenta, por contra, señalan a este periódico que "las dos tienen una relación magnífica con ella -con Calviño- y una amistad de años".

Recientemente también se han producido las salidas del jefe de la Unidad de Políticas Macroeconómicas y Financieras, dentro del Gabinete de la Presidencia, y del director de Información Económica de la Secretaría de Estado de Comunicación. Ninguno de ellos depende orgánicamente de Calviño.

Con Iglesias mal; ahora tampoco mejor

Todo ello para negar que existan grietas en el área económica del Gobierno, ya de por sí tensionada por la parte de Unidas Podemos. Cuando estaba Pablo Iglesias los rifirrafes con el departamento de Calviño estaban a la orden del día. Ahora que ha sido ascendido a vicepresidenta la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, las formas son distintas pero las diferencias en asuntos capitales como la reforma laboral siguen ahí. 

No obstante, la vicepresidenta económica ya está acostumbrada a campañas en su contra. Desde que empezó la legislatura ha habido varios momentos de tensión en que se ha filtrado a la prensa que Calviño estaba a punto de marcharse. Desde su entorno culpaban siempre a Unidas Podemos de querer presentar a la número tres del Gobierno "como una chantajista que amenaza siempre con dimitir".