29 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Luis Ábalos
José Luis Ábalos

El limite de precios del alquiler sacude al Gobierno tras un informe demoledor

Los enfrentamientos dentro del Gobierno no dejan de sucederse, los socios de Pedro Sánchez no están de acuerdo con muchas medidas, entre ellas se encuentra la Ley catalana de vivienda.

| L. S. Economía

La limitación de los precios del alquiler es uno de los puntos que lleva enfrentando al Gobierno desde hace meses. Las posturas están claras, Podemos quiere fijar un precio máximo en las zonas"de mercado tensionado" y el sector socialista no termina de verlo claro, mucho más después del informe de la OCDE que sentencia que reduciría la oferta de viviendas en el mercado y tendría un efecto contraproducente. 

Por si esto no fuera suficiente, José Luis Ábalos ha confirmado que el Gobierno recurrirá la Ley catalana de vivienda, la que sus socios ponen de modelo para aplicar al resto de España. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha asegurado "es muy difícil no recurrir" esta ley "cuando la Comisión de Garantías Estatutarias de Cataluña emite un informe tan negativo". 

Sin embargo, como guiño a sus socios, tanto del Gobierno central como a los independentistas, el Ejecutivo no pedirá la suspensión de la ley sino simplemente un recurso.

Precisamente Unidas Podemos viene reclamando, en el marco de la negociación de la futura ley de vivienda, el cumplimiento del acuerdo de investidura  y el despliegue de una regulación que ponga tope de precios al alquiler en zona de mercado tensionados. Mientras, el PSOE planteó un modelo de incentivos fiscales a propietarios que bajaran los precios.

De momento, el consenso no se ha alcanzado y la futura normativa acumula cuatro meses de retraso sobre el cronograma inicialmente previsto para aprobarla en Consejo de Ministros y llevarla al Congreso.

Podemos insiste en regular precios

Y es que, desde Podemos insisten en que cuando una ley "funciona", como es el caso del texto que regula los alquileres en Cataluña, lo que se debe hacer es "blindarla y replicarla", por ello, ahora ven con buenos ojos que no se pida su suspensión.

Sin embargo, han avisado de que el Gobierno "no está para recurrir leyes" que protejen el derecho a la vivienda de los ciudadanos y que, además, está "funcionando bien" al lograr bajar los alquileres en zonas de mercado tensionado, como ha ocurrido en Barcelona.

Por su parte, el portavoz de Más País, Iñigo Errejón, ha avisado al Gobierno de que recurrir la ley catalana supondrá "una decepción mayúscula en el electorado progresista" y, ha apostillado, "ya son demasiadas".

"Al Gobierno no debería preocuparle los gritos en Colón, sino la decepción del electorado progresista", ha dicho Errejón, que cree que llevarla al Tribunal Constitucional supondría "un grave error", teniendo en cuenta además que la regulación del precio de los alquileres es un compromiso de investidura y "lo que tendría que hacer es justamente lo contrario, extenderla en clave nacional".

Beneficios solo a corto plazo

Sin embargo, el último informe de la OCDE es claro y deja a Podemos sin ningún tipo de argumento para exigir a los socialistas que se limite los precios, ya que según el organismo beneficiará inicialmente al inquilino, pero no a largo plazo porque privará de salir a mercado a numerosas viviendas.

Luiz de Mello, director de estudios del departamento económico de la OCDE, ha subrayado a la Agencia EFE que aplicar topes a los alquileres, "es una opción que tiene sus costes" porque "a largo plazo no protege a los inquilinos".

Por ello, cree que "hay otras opciones que no crean los mismos tipos de costes" como el desarrollo de viviendas sociales, que son muy escasas, aunque eso supone aumentar la inversión pública en el sector, pero si que impediría, de este modo que suban los precios.

Las causas del elevado precio

Según el estudio, durante los últimos años el precio de la vivienda ha crecido con fuerza, y eso dificulta el acceso a las personas con menos recursos, ya que desde los años 90 ha llegado a incrementarse hasta un 100% en ciertos países.

A esto, hay que sumar que desde 2012 la inversión en vivienda está progresando de nuevo a un ritmo más elevado que en el conjunto de la OCDE, lo que está agravando la fractura de precios por regiones sobre todo en ciudades con un alto índice de demanda como son Madrid y Barcelona.

Además, el hecho de que España sea uno de los países en los que hay una mayor proporción de propietarios -alrededor  de un 75%- ,  conlleva que a cuantos más propietarios más reducido es el mercado del alquiler, lo que sigue tensionando el mercado.

Sin embargo, pese a la necesidad evidente de buscar una solución que serviría, fundamentalmente para fomentar que los más jóvenes consigan emanciparse, el Gobierno no termina de encontrar una solución, puesto que Podemos no piensa retroceder ni un solo milímetro y ya avisaron que limitar los precios era una de sus líneas rojas.