02 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Úrsula von der Layen y Pedro Sánchez
Úrsula von der Layen y Pedro Sánchez

Europa no salvará a Sánchez, solo le rescata para unos meses

El Gobierno no pueda dilapidar el rescate europeo en financiarse su campaña electoral, a costa una vez más de los intereses de España.

| ESdiario Editorial

 

Como era previsible para España y el resto de países receptores de Fondos, Bruselas ha aprobado el Plan presentado por el Gobierno, lo suficientemente genérico e inconcreto como para pasar todos los filtros iniciales: la prueba de fuego vendrá con los exámenes anuales que la Comisión hará del uso de ese rescate. 

España es la cuarta economía de la zona euro y sus problemas tienen efectos sistémicos en la Unión: por eso un “rescate optimista” es imprescindible.. Pero lo cierto es que la concesión de fondos no es un cheque en blanco ni una solución milagrosa: están sometidos a la aplicación de 102 reformas, 50 de las cuales deberán estar en marcha de aquí a noviembre. Las inversiones y proyectos quedarán monitorizadas y fiscalizadas desde Europa. Y las entregas de dinero serán poco a poco. 

El maná europeo no salva a España, le da una oportunidad para salir adelante sola. Y Sánchez no puede malgastarla



Ya de entrada, Bruselas ha reducido de 27.000 millones a 19.000 millones la entrega para 2021, reduciendo en 8.000 millones las transferencias ya presupuestadas por el Gobierno. Y espera concreciones para las reformas fiscal, laboral y de pensiones basadas en dos premisas que el Gobierno no ha sido capaz de garantizar hasta ahora: flexibilidad y ahorro.  Justo lo contrario de lo que Sánchez ha hecho hasta ahora.

En su conjunto, los Fondos traerán 140.000 millones en un lustro, una cifra solo un poco superior al déficit español solo de 2020. Y de esa cantidad, la mitad será con un préstamo a devolver que elevará la deuda aún más. Cabe recordar que a su vez España debe aportar unos 35.000 millones al Presupuesto europeo. Y que, por tanto, el dinero líquido “gratis” no pasará de 37.000 millones. 

España recibe asistencia para salir de la UCI económica, pero no servirá de gran cosa si no se gestiona con transparencia; se evita el clientelismo y se implantar reformas estructurales alejadas de dogmatismos ideológicos.  Estando este Gobierno de por medio, existe el temor fundado a que, en lugar de aplicar esas premisas, malgaste la "bala de plata" europea en unos meses con un estricto objetivo electoral.