| 22 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Maduro y Chávez
Maduro y Chávez

¿Qué miedo tienen PSOE y Podemos a que tiren de la manta en Venezuela?

Los casos del embjaador Morodo y del Pollo Carvajal ponen en la diana a ambos partidos, con conexiones siniestras con el régimen chavista que siempre se han negado a investigar.

| ESdiario Editorial

 

Las declaraciones del exembajador Morodo y del "Pollo" Carvajal en la Audiencia Nacional, por distintas razones judiciales pero idéntico origen en Venezuela, tiene en vilo a los dos partidos que conforman Gobierno en España, PSOE y Podemos.

Y ambos tienen sobradas razones para esa inquietud. Por parte del PSOE, que su delegado en Caracas en tiempos de Zapatero esté señalado en una siniestra trama de desvío de fondos millonarios procedentes del petróleo es en sí mismo escandaloso. Y más si su reacción ante el juez es guardar silencio y negarse a declarar, algo más propio de un delincuente que de un servidor público.

 

Y aunque los hechos que se le imputan pertenecen al pasado, que toquen a todo un expresidente y huelan a lo mismo que el turbio Delcygate tapado por Ábalos y Sánchez, lo pone de plena actualidad. Quizá por eso el PSOE calla con el pasado y silencia el presente, haciendo lo imposible por evitar toda investigación parlamentaria de todo ello.

¿A qué le tienen miedo el PSOE y Podemos como para callarse o boicotear toda posible investigación sobre Venezuela?

En el caso de Podemos, lastrado ya en origen por la evidente relación entre sus fundadores y el chavismo, la disposición del "Pollo" Carvajal a "tirar de la manta" y demostrar que esa sintonía puede explicar incluso el nacimiento del partido, es un misil en su línea de flotación que coincide con otros casos donde la financiación del partido está bajo sospecha.

Sin explicaciones

Obviamente, no basta con lo que diga el exjefe de la Inteligencia chavista, y su palabra tendrá poco valor probatorio si no documenta sus revelaciones. Pero por mucho menos que en los dos casos citados, en este país se ha asfixiado a un Gobierno, se ha estigmatizado a un partido como el PP y se ha desatado una tormenta política y judicial.

¿No deberían, cuando menos, dar explicaciones PSOE y Podemos de todo ello? ¿A qué le tienen miedo y por qué boicotean toda iniciativa parlamentaria destinada a poner luz en las penumbras evidentes que ambos tienen? Hay preguntas que, cuando se formulan y no encuentran respuesta, lo dicen ya todo.