17 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez

¿Tiene Pedro Sánchez algún plan con las vacunas o sigue de espectador?

La suspensión de Janssen deja otra vez en el limbo a los ciudadanos de 70 a 79 años e hipoteca los plazos comprometidos por Sánchez: un mazazo para una sociedad ya agotada.

| ESdiario Editorial

 

La farmacéutica Janssen ha decidido suspender, de manera inesperada y no muy fácil de entender, la distribución de su vacuna tras la alarma activada por las autoridades sanitarias americanas tras constatar que, en determinados casos muy contados, existe la posibilidad de que generara trombos.

España esperaba empezar a administrar desde este miércoles 300.000 dosis para la población de 70 a 79 años, hasta ahora relegada pese a ser un grupo de riesgo máximo que acumula, junto a los de más de 80 años, más del 80% de la mortalidad total. Aclarar a ese segmento cuál es su futuro inmediato debiera ser urgente, tras meses de incomprensible marginación.

 

La suspensión de Janssen atiende a la detección de apenas seis casos sospechosos, con una víctima mortal, entre los 6.8 millones de vacunas administradas hasta el momento, lo que evidencia una probabilidad de sufrir efectos secundarios prácticamente inapreciable, especialmente cuando la otra opción, para millones de personas, es contagiarse. Y para miles de ellas, morir.

El Gobierno se comporta, una vez más, como un mero testigo de los hechos: ni da explicaciones ni ofrece alternativas

La paralización pone aún más en cuarentena por tercera vez el calendario de vacunación del Gobierno de España, ya muy rezagado desde que en diciembre se anunciara por primera vez. Y provoca que resulte prácticamente imposible alcanzar el objetivo de inmunizar al 70% de los españoles a finales de agosto.

¿Hay alternativas?

En la actualidad, en España hay 3.1 millones de personas inmunizadas con la pauta completa de dos dosis. Y otro 4.8 millones receptoras de la primera dosis. Para inmunizar a los 33 millones de ciudadanos que suponen el 70% de la población, hacen falta 66 millones de vacunas.

Al ritmo actual, con 11 millones de dosis distribuidas en más de tres meses ya; no se alcanzaría ese objetivo hasta el verano de 2022, salvo que se acelere la producción y distribución de un antídoto que, de manera escandalosa ya, está faltando en la Unión Europea frente a otros países que ya acarician casi la normalidad.  Pese a ello, el Gobierno se comporta, una vez más, como un mero testigo de los hechos: ni da explicaciones ni ofrece alternativas.