27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Díaz Ayuso, en su toma de posesión
Isabel Díaz Ayuso, en su toma de posesión

Ayuso representa la alternativa a la política invasiva de Sánchez

El modelo de Madrid es la viva prueba de que en España hay alternativa a la política empobrecedora e intervencionista de un Gobierno incapaz de respetar la libertad.

| ESdiario Editorial

Isabel Díaz Ayuso ha tomado posesión este fin de semana como presidenta de la Comunidad de Madrid, un cargo obtenido meritoriamente tras su rotunda victoria en las Elecciones del pasado 4 de mayo: sin lograr la mayoría absoluta, obtuvo un resultado equivalente por su contundencia y el eco nacional que ha tenido.

La ausencia de miembros del Gobierno de España en la investidura, un hecho sin precedentes, resume la actitud que La Moncloa mantendrá en adelante, idéntica a la que ya sostuvo antes de los comicios: indiferencia, desdén y una relación bélica en términos políticos consistente en cercar a la Comunidad de Madrid para debilitar al PP.

 

Que esa demencial estrategia le haya conducido al PSOE a su peor resultado histórico en Madrid no parece haberle hecho reflexionar y rectificar, sino todo lo contrario: el plantón en el acto y la penalización en el reparto de los primeros fondos autonómicos atestigua que, lejos de enmendarse, Pedro Sánchez está dispuesto a incrementar la absurda presión contra la Administración madrileña y, en consecuencia, contra los propios madrileños.

Frente a esa actitud, deplorable y difícilmente democrática que perdurará con seguridad hasta 2023, fecha las próximas Elecciones Autonómicas; Ayuso contrapone un modelo alternativo al de Sánchez que, junto a los de Andalucía, Galicia o Castilla y León; resume bien el que el PP puede implantar en España si Casado llega algún día a La Moncloa.

España también necesita una alternativa que apueste por la Constitución; la economía real y los ciudadanos, sin yugos fiscales, ideológicos y políticos

Desde la reducción de Consejerías, necesaria en una Administración que parece ajena a los sacrificios que impone al resto de la sociedad; hasta la apuesta por la libertad económica y política; todo en la hoja de ruta de Ayuso difiere de la política invasiva, regulatoria y empobrecedora del Gobierno de España.

Que ese modelo triunfe no solo es bueno para Madrid. España también necesita una alternativa que demuestre que apostar por la Constitución; por la economía real y por los ciudadanos, sin imponerles yugos fiscales, ideológicos y políticos; no solo es más saludable en términos individuales, sino también más positivo en términos colectivos.