| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Evacuados al llegar a España
Evacuados al llegar a España

La amenaza de Afganistán se va a extender por todo Occidente

Los líderes internacionales celebran las evacuaciones como un éxito, pero es el mayor símbolo de su fracaso y de los efectos que va a tener en todo el mundo civilizado.

| ESdiario Editorial

 

Los parabienes que se dedican entre ellos mismos los dirigentes occidentales por la evacuación de Kabul, supuestamente ejemplar, son ante todo una manera de desviar la atención sobre la chapucera gestión conjunto de aquel país durante veinte años y la lamentable huida posterior.

Que todos ellos pretendan transformar la repatriación de sus nacionales y de sus colaboradores en una misión épica intenta tapar, simplemente, el significado que tiene verse obligados a salir así de un país al que han abandonado a su suerte. Y de esquivar las explicaciones que deberían dar a la sociedad al respecto de todo ello.

 

A la cabeza de todo ello está la Administración americana, sin duda, como máxima responsable de dos décadas de permanencia y gestión de Afganistán. Pero a su vera aparecen la OTAN, la Unión Europea y todos los países que de un modo u otro han colaborado con la fracasada coalición internacional que apenas da para rescatar a sus ciudadanos del infierno de Kabul.

El efecto expansivo del régimen talibán va a existir. Y que el mensaje de debilidad de Occidente supone una invitación a que esa visión del mundo prospere

Los mensajes positivos cruzados entre Joe Biden, Von der Leyen o Pedro Sánchez son, por todo ello, pura propaganda para esconder el fracaso colectivo y demorar la gran pregunta que todos debemos hacernos ya: ¿Qué consecuencias va a tener la expulsión de Occidente de una zona controlada en adelante por el fundamentalismo más medieval?

Porque resulta evidente que el efecto expansivo del régimen talibán va a existir. Y que el mensaje de debilidad de Occidente supone una invitación a que esa visión del mundo prospere con menos obstáculos de los que harían falta. Vienen tiempos inquietantes, sin la menor duda, y no parece que seamos conscientes de ello.