07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Isabel Díaz Ayuso

Madrid decidirá el futuro de España como pocas otras veces

El 4M se elige quién presidirá la Comunidad de Madrid, pero no solo eso: la deriva de España o el comienzo de su recuperación dependerá en buena medida del resultado de esos comicios.

| ESdiario Editorial

 

Los madrileños eligen el próximo 4 de mayo quién les gobernará durante los dos próximos años, pues el adelanto decidido por Isabel Díaz Ayuso no paraliza el calendario ordinario, que tiene prevista la convocatoria de nuevas Elecciones Autonómicas en la primavera de 2023. Pero siendo cierto que se decide técnicamente quién es su presidente, la sensación es que hay mucho más en juego y la cita tendrá unas hondas consecuencias nacionales.

Para empezar, Pedro Sánchez las ha hecho suyas, relegando a Ángel Gabilondo a mero candidato formal, con poca voz y menos voto que el propio presidente: de él ha dependido hasta ahora la lamentable ceremonia de acoso político a Madrid; y es él quien ha decidido vaciar parte de su Gobierno para poner su sello personal a la candidatura socialista.

Además, el salto a Madrid de Pablo Iglesias confiere a la cita un genuino sabor plebiscitario para Podemos, que quedaría muy tocado, cuando no directamente hundido, si su propio líder fracasa en las urnas o lograr una representación residual: difícilmente levantará ya cabeza Podemos si al fracaso el 4M se le suma, como parece probable, una profunda crisis interna con un incierto relevo de su fundador o, peor, su resistencia a dejar paso.

 

Y algo similar puede ocurrir con Ciudadanos, con distintas razones: la reunificación del centroderecha que no han podido o sabido hacer los tres partidos de ese ámbito ideológico, la harán los electores con su papeleta, de una manera traumática para el partido fundado por Albert Rivera si, como dicen todas las encuestas, queda fuera de la Asamblea de Madrid.

Madrid puede empezar a debilitar del todo al sanchismo y reunificar al centroderecha para plantearle una alternativa

Por todo ello, una victoria rotunda de Ayuso debilitará como nunca a Sánchez; afectará a su coalición con Podemos; alejará a sus aliados nacionalistas y, finalmente, pondrá más fácil la alternativa nacional al quedar reforzado el PP, extinguido Ciudadanos y consolidado VOX.

No se trata de contraponer dos visiones ideológicas, pues eso forma parte de la necesaria dinámica democrática. Sino de entender que lo que se enfrentan son dos modelos antagónicos en el peor momento de España desde la Guerra Civil.

El futuro de España

Uno ha empobrecido, degradado, enfrentado y deteriorado al país en todos los sentidos, como documentan todas las cifras oficiales, mucho más rotundas que la propaganda gubernamental que trata en vano de tapar la realidad. Y el otro, con todos sus defectos, es para empezar menos invasivo en materias cruciales como la educación o la separación de poderes; más respetuoso con las libertades individuales y colectivas y más eficaz en el saneamiento económico.

Los madrileños inclinarán la balanza hacia un lado u otro, con la certeza de que, lo hagan en un sentido u otro, su onda expansiva afectará al conjunto de España: sea para confirmar una deriva inquietante o para empezar a frenarla, su decisión es crucial para todos.