| 26 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz
Yolanda Díaz

"Sumar": las mismas viejas ideas antisistema con la cara nueva de Yolanda Díaz

El nuevo proyecto de la vicepresidenta segunda es lo mismo que viene haciendo la izquierda más radical desde hace años, con funestos resultados para España.

| ESdiario Editorial

 

Yolanda Díaz sigue sin despejar cuál es su proyecto político, con qué aliados, qué papel va a jugar Podemos e incluso cómo va a llamarse: de momento, solo ha sido capaz de bautizar a la plataforma con la que quiere abrir un proceso de “escucha” para resolver el resto de dudas. Se llamará “Sumar”, aunque probablemente ésa no sea la marca electoral definitiva.

Aunque la también vicepresidenta segunda pretende presentar todas esas incógnitas como una parte natural de su idea de diálogo; en realidad esconde la profunda crisis y división que afecta a la izquierda más allá del PSOE, de la que ella misma es el mayor ejemplo.

 

Aupada por Podemos a la vicepresidencia; ha apartado al partido que la promocionó del liderazgo del proyecto y aspira a “robarle” todos sus aliados y a concederle, en el mejor de los casos, un papel menor, lo que provoca la inquina de las siglas fundadas por Pablo Iglesias y pronostica una pelea encarnizada en cuanto los resultados no sonrían.

El traumático nacimiento de la coalición “Por Andalucía” es el primer hito de ese enfrentamiento: Yolanda Díaz impulsó a la candidata y luego se desentendió de los problemas de la marca. Y Podemos no fue capaz siquiera de inscribirse bien tras agotar los plazos en una pelea interna por las cuotas.

Cara nueva, viejas ideas

Díaz parece querer jugar un papel parecido al de Melenchon en Francia, disputándole incluso el liderazgo al PSOE de Pedro Sánchez, lo que de concretarse le generará enemigos a ambos lados: difícilmente los socialistas promocionarán a un rival; y probablemente Podemos hará lo imposible por debilitarla si no acepta su tutelaje.

Por lo demás, “Sumar” es lo mismo, con distinto nombre y caras, que la izquierda antisistema lleva ensayando en España desde 2015: se llame Mareas, Confluencias o Comunes; es el mismo proyecto que ya encabezaron Manuela Carmena, Ada Colau o Mónica Oltra en sus ámbitos de actuación, con resultados muy negativos. Que Díaz sea una cara nueva no significa que lo sean sus ideas: son las mismas que, desde el populismo más antisistema, llevan ocho años envileciendo la convivencia en España.